El "Forrest Gump" argentino llegó a Salta para compartir su experiencia de vida

Sociedad 14 de noviembre de 2019
Se trata de Juan Savonitti, un ultrarunner que busca unir Ushuaia con Alaska con un fin solidario. Tiene 37 años y es hijo de padres sordos. Su objetivo es promocionar la lengua de señas. Conocé como seguir su ruta y colaborar con su causa.
forrest

Con el objetivo de promocionar y difundir la lengua de señas, Juan Pablo Savonitti, de 37 años e hijo de padres sordos, se propuso recorrer desde Ushuaia a Alaska al mejor estilo Forrest Gump, de la clásica película que protagonizó Tom Hanks, publicó El Tribuno.

Savonitti partió desde la capital de Tierra del Fuego el 1º de enero, luego de recorrer las provincias sureñas ingresó a la nuestra por la ruta 40, pasó por Cafayate y ayer hizo el tramo de Coronel Moldes hasta La Merced. Hoy partió desde esta localidad hasta la plaza 9 de Julio (25 km).  

En Salta tiene previsto descansar varios días y realizará una charla el lunes, a las 18.30, en un lujoso hotel de calle Balcarce. También está disponible para hablar en las escuelas.

Juan no tiene apuros. Le queda un año y medio más de recorrido para llegar a la meta, la Bahía de Prudoe, en Alaska. “Muchos me dicen que soy Forrest Gump, me gritan por la calle, ‘run Forrest’, ‘corre Forrest’. La gente es copada y se prende, me divierten”, dice Juan Pablo.

Sobre Juan

Nació en Capital Federal y a los 20 emigró a Europa, vivió en Francia, Italia y últimamente en Sofía, Bulgaria. Habla 9 idiomas. Y un día pensó en hacer lo que más le gusta: correr y darle un propósito.

Se comunicó con las autoridades de la asociación ELAEsclerosis Lateral Amiotrófica), quienes le hicieron ver que su lucha debía estar vinculada a la discapacidad de sus padres. “Quiero aclarar que no soy profesor de señas, solo busco compartir mi experiencia de vida, haber nacido en este entorno. Porque se conoce muy poco sobre la cultura y comunidad sorda”, expresó.

Cómo colaborar

Casi no recibe ayuda y la necesita, especialmente para comer. “Es lo que más me cuesta, es difícil”. Además, a través de un sitio web los interesados pueden colaborar con una donación. El 40% de lo recaudado lo destinará a la Federación Mundial de Sordos.    

Tiene pensado utilizar (y gastar) unos 25 pares de zapatillas, las que deben ser reemplazadas cada 800 y 1.000 km para evitar lesiones. “Las primeras las usé por 2.000 kilómetros. No conseguía quién me donara”, contó.

Savonitti tiene su cuenta de instagram “@niamalimits”, en la cual se puede hacer un seguimiento de su viaje y colaborar, link mediante, con una donación. Las empresas interesadas también pueden ofrecer su ayuda. El atleta, además, cuenta con Facebook yTwitter.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar