Rechazan el pedido de un padre para que le reduzcan el pago de cuota alimentaria

Justicia 08 de enero de 2020
La justicia consideró que el hecho que haya formado una nueva familia, no lo libera de su carga alimentaria sino que debe procurar realizar mayores esfuerzos para cumplir con las obligaciones inherentes a la paternidad respecto de todos sus hijos”.
cuota alimentaria

Los jueces de la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Marcelo Domínguez y María Inés Casey rechazaron la apelación interpuesta por un padre y confirmaron así la sentencia de primera instancia que establecía la cuota alimentaria a favor de sus dos hijas adolescentes en el equivalente a un salario mínimo vital y móvil.

Entre otras cuestiones, el demandado argumentó en su recurso, que al momento de resolver, no se tuvo en cuenta su situación económica y la de la demandante, como tampoco consideró que él tiene otro grupo familiar a su cargo, conformado por su esposa y dos niños.

Además agregó que al haberse hecho pública la existencia de denuncias por parte de la actora, su situación laboral se vio afectada, y dos fuentes de trabajo, e incluso potenciales propuestas de acceder a nuevos y mejores cargos.

Los jueces de alzada dijeron que teniendo en cuenta las constancias agregadas en la causa cabe rechazar la apelación interpuesta, ya que el alimentante, lejos de probar sus reales y actuales ingresos, omitió denunciar su cambio de domicilio, al ausentarse del país para radicarse en Brasil, y la consecuente cesación laboral de los empleos con los que contaba.

En ese marco, señalaron que su conducta omisiva hubiera llevado al error de fijar una cuota alimentaria sobre el porcentual de un sueldo inexistente de no haber sido puesto en conocimiento por la actora.

En cuanto a que el apelante ha formado una nueva familia, y tiene otros dos hijos menores de edad, dijeron los jueces de cámara que “ello no lo libera de su carga alimentaria sino que, por el contrario, debe procurar realizar mayores esfuerzos para cumplir con las obligaciones inherentes a la paternidad respecto de todos sus hijos”.

Por último, afirmaron que no resulta excesivo el monto fijado en concepto de cuota alimentaria consistente en un salario mínimo vital y móvil, que hoy asciende a la cifra de 12.500 pesos, teniendo en cuenta para ello las constancias que se agregaron a la causa, el interés superior de las adolescentes y las necesidades acordes a su edad.

 

Las que no te podes perder