El ozono, una poderosa sustancia para prevenir la Salmonella

Sociedad 21 de enero de 2020
La desinfección de alimentos a base de ozono es muy útil para prevenir enfermedades, ya que asegura la destrucción de las bacterias que pudieran estar contaminando la superficie de los alimentos y los utensilios de la cocina. Es 3 mil veces más efectiva que el cloro.
ozonizador 2

La contaminación química y microbiológica presente en el aire, el agua y los alimentos se puede eliminar con el uso de un ozonizador doméstico. El ozono es una sustancia que hoy todavía no es muy conocida por su aplicación doméstica, sin embargo, está muy desarrollado en la parte industrial. Es un desinfectante natural, el efecto que provoca en el agua o en el ambiente es matar las bacterias y cualquier microorganismo. 

Con la ozonización del agua, se eliminan los gérmenes del mediante la oxidación. Es uno de los sistemas más usados para su purificación ya que quita el 100% del cloro y mata todos los microorganismos.

El equipo es similar a una caja con una manguera y una piedra. No es un proceso de filtrado sino de tratamiento del agua que dura 5 minutos por litro de agua. Los alimentos se colocan en un recipiente con agua, se introduce la manguera y se enciende el ozonizador. También se utiliza para utensilios, instrumental odontológico, y para esterilizar accesorios de bebes como chupetes y mamaderas.

ozonizador

La desinfección con ozono es extremadamente útil para prevenir la Salmonella, ya que el lavado de los alimentos, así como de los utensilios empleados en la cocina, se puede realizar fácilmente con agua ozonizada, asegurando la destrucción de las bacterias que pudieran estar contaminando la superficie de los alimentos.

Por ejemplo, puede ocurrir que para preparar una ensalada usemos el cuchillo con el que antes hemos cortado pollo contaminado, pasando así esta contaminación a la ensalada. Si no se consume en poco tiempo, y sobre todo si se deja a temperatura ambiente en los meses calurosos, las bacterias pueden proliferar y alcanzar el número suficiente como para desencadenar salmonelosis en el organismo una vez ingeridas.

Cuchillos, tablas de corte, encimeras y demás elementos implicándose en la preparación de los alimentos deben ser bien lavados y desinfectados después de cada uso. El agua ozonizada asegura la desinfección de estos utensilios y superficies a la perfección.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar