La Iglesia convocó para el 8 de marzo a una misa contra el aborto

Nacional 06 de febrero de 2020
En la celebración se pedirá "por la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural", bajo el lema "Sí a las mujeres; sí a la vida".
lujan s

La cúpula de la Iglesia católica argentina convocó para el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, a una misa en la Basílica de Luján en la que ratificará su rechazo al proyecto que impulsará el Gobierno para despenalizar el aborto.

En la celebración se pedirá "por la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural", bajo el lema "Sí a las mujeres; sí a la vida".

La convocatoria al oficio fue realizada por el presidente del Episcopado, monseñor Oscar Ojea; el vicepresidente primero, arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina, cardenal Mario Poli; el vice segundo, monseñor Marcelo Colombo, y el secretario general, monseñor Carlos Malfa.

El presidente Alberto Fernández ratificó ayer en París que enviará un proyecto al Congreso para despenalizar el aborto. Será junto con una iniciativa para asistir a las mujeres embarazadas de bajos recursos.

"En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer y con motivo del anunciado tratamiento legislativo del proyecto de legalización del aborto, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina invita a todos los Obispos a concelebrar en la misa que tendrá lugar en la Basílica de Lujan, el domingo 8 de marzo a las 11, para pedir por la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural", indicó la jerarquía eclesiástica en un comunicado de prensa.


Y agregó que el lema de la celebración será "Sí a las mujeres, Sí a la vida". "Invitamos a todo el pueblo de Dios y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a unirse en esta plegaria común por la vida junto a la Virgen de Luján, Patrona del Pueblo Argentino", concluyeron.

El Presidente anunciará el envío del proyecto para despenalizar el aborto el 1º de marzo, en su discurso ante la Asamblea Legislativa.

"En la Argentina el aborto es un delito. Es un extraño delito, porque casi nunca se condena a una mujer por aborto. Pero sabemos que los abortos existen", dijo Fernández durante una conferencia que brindó ayer en el Instituto de Estudios Políticos de París, Francia, en el marco de su gira europea.

"¿Cuál es el problema de que exista un delito de aborto? El problema es que todo aborto se vuelve clandestino y, en la clandestinidad, el riesgo de vida y de salud de la mujer se potencia", agregó. 

El contrapunto con el Vaticano
Luego de su reunión con el Papa Francisco, el viernes pasado, Fernández había reiterado su deseo de promover la legalización, pero había aclarado que no pretendía dividir a la sociedad entre verdes y celestes.

El tema del aborto generó un contrapunto entre el Gobierno y el Vaticano tras el encuentro entre Francisco y Fernández. Al principio el Presidente negó que se hubiera hablado de la cuestión, pero un comunicado de la Iglesia lo rectificó.

Tras la confusión inicial, el Presidente y la Oficina de Prensa del Vaticano aclararon que el tema se había tocado en la reunión que mantuvo Fernández con el secretario de Estado de la Santa Sede, el italiano Pietro Parolin.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar