Martín Guzmán: “No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica”

Economía 13 de febrero de 2020
El ministro de Economía también aclaró que “no se plantea una reducción del déficit fiscal en el 2020”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que el Gobierno tiene un "programa macroeconómico muy definido"; reiteró que no se proyecta para este año una reducción del déficit fiscal primario y aclaró que "no se va a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica".

El titular de la cartera económica así lo manifestó al exponer en el Congreso de la Nación respecto a las negociaciones oficiales para reestructurar la deuda, publicó Clarín.


"Se dio un brutal crecimiento de la deuda pública sin que haya un crecimiento de la capacidad productiva del país y hoy el país enfrenta una carga de deuda que lo esta pisando", manifestó Guzmán en el inicio de su presentación.


Por ello, el ministro advirtió que "es una condición absolutamente necesaria para romper una dinámica de recesión que se profundiza sacarse de encima esa carga de deuda que no se puede pagar".

"Esto es la consecuencia de que hubo un esquema económico que en cierto momento del tiempo generó optimismo en los mercados financieros internacionales y que resultó estar muy lejos de ser exitoso para darle consistencia a un proceso de desarrollo. Es la consecuencia, sencillamente, de un colapso muy fuerte de un esquema económico", evaluó.

Seguido, el ministro aseguró que el gobierno nacional tiene un "programa macroeconómico muy definido" y remarcó: "Absolutamente cada medida que tomamos tiene detrás un programa, todo está pensando".

"Esto que se está haciendo ahora es política macroeconómica para una economía en crisis", indicó y agregó que "hay muchas consistencias que se van presentando día a día" y que, por ello,  "lo más sano es contar con cierta flexibilidad para lidiar con esas contingencias".

guzman martin

"Nosotros consideramos que esto está funcionando, pero se viene un tema a máxima velocidad que es el problema de la deuda y de la reestructuración de la deuda. Este es un problema bien complejo, que para resolverlo hay más chances si hay apoyo de todos los sectores y por eso valoramos el respaldo que hemos tenido tanto en en la Cámara de Diputados como en el Senado", manifestó.

El funcionario nacional reiteró que "para crecer la Argentina necesita sacarse de encima una deuda que asfixia". "Esta es una crisis en la cual todas las partes tienen responsabilidad. Tiene responsabilidad la Argentina, los bonistas que decidieron apostar por una tasa de riesgo y cobrando una tasa de interés alta por si la cosa iba mal, a un modelo económico que fracasó, y tiene responsabilidad del Fondo Monetario Internacional", advirtió.


Guzmán se refirió luego a los escenarios que proyecta el Gobierno, fundamentalmente en materia fiscal, y aclaró que "no se está planteando una reducción del déficit fiscal primario en el 2020".


"En el año 2020 no es realista, no es sostenible que haya una reducción del déficit fiscal, no se está apuntando eso. Las medidas buscan establecer una frecuencia hacia estabilizar las cuentas, pero en lo inmediato tener espacio para las políticas expansivas que pensamos tener. No se está planteando una reducción del déficit fiscal primario en el 2020", reforzó.

Y completó alertando que "si no se hace nada, recién en el año 2026 la economía podría alcanzar el equilibrio fiscal". Tradujo que "no hacer nada es no cambiar el modelo económico". 

"La realidad que eso implicaría que no podríamos resolver nada, porque no había acuerdo posible de nada. Un escenario alcanzable, que nosotros consideramos factible, que es más realista, y que implica un trabajo, es el de alcanzar el equilibrio fiscal en 2023 y converger unos años después a un superávit fiscal primario de entre 0.6 y 0.8% del producto", amplió. 

El ministro consideró que "no hay peor opción que la austeridad fiscal en una recesión" y que "cualquier otra alternativa es menos mala". En tal sentido, adelantó que "al momento de plantear una política de deuda, eso va a ser una premisa central". 

congresos

Respecto a las negociaciones por la deuda, Guzmán también resaltó que la postura del Gobierno es que "no se va a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política macroeconómica".

"Hoy enfrentamos una enorme responsabilidad y un enorme desafío que es el de evitar que esta situación dramática se convierta en una tragedia social. Argentina ya ha experimentado algo así, lo que tenemos que hacer es trabajar para poner a la Argentina de pie y ya se han dado los primeros pasos y están funcionando", dijo.

Guzmán dijo que la "restauración de la sustentabilidad de la deuda debe ser una política de Estado". "Es un proceso en el cual todos vamos a tener que definir de qué lado estamos. Nosotros ya lo tenemos definido: estamos del lado de la gente", diferenció.


Sobre el final, subrayó que "es hora de dar vuelta la página, de sentar condiciones para que haya un 'nunca más' para los ciclos de sobreendeudamiento, ciclos que generan angustia, generan profundos desequilibrios sociales".


Luego, los representantes de los distintos bloques tuvieron tiempo para manifestar sus opiniones y las preguntas, que el ministro se comprometió a responder por escrito.

"Vuelvo a agradecer la confianza y a remarcar que efectivamente lo que estamos haciendo, lo hacemos porque nosotros queremos hacerlo. Nosotros tenemos el control de la situación y hoy la Argentina no está permitiendo que haya condicionalidades al programa económico que se está implementando", insistió.

Al respecto, le reiteró a los diputados: "No tengan ninguna duda que todo este equipo de Gobierno defenderá de forma plena a los intereses del pueblo argentino. Nosotros vinimos a eso. Y eso es parte de un programa integral de Gobierno".

Y por último, instó al Congreso a "acompañar, tanto oficialismo como oposición, en este proceso de restauración de la sostenibilidad". "Insisto que si vamos a hacer compromisos que sean creíbles, compromisos que el mundo crea que vamos a poder cumplir es absolutamente fundamental que eso no sea sólo una política de Gobierno sino una política de Estado", argumentó.

Acompañaron al ministro el titular de la cartera de Transporte, Mario Meoni; el del ministerio de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el director del Banco Central, Arnaldo Bocco.  Además participaron de la sesión los representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA) José Urtubey, Daniel Funes de Rioja, Cristiano Ratazzi, y el referente de la Cámara de Comercio, Mario Grinman, entre otros.  Y en representación de los gremios, estuvieron los secretarios generales de la CGT, Carlos Acuña y Héctor Daer; y los titulares del gremio Camioneros, Hugo Moyano, y de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar