Coronavirus: una mujer se presentó al hospital de Embarcación con síntomas

Salud 20 de marzo de 2020
El hospital San Roque debió activar el protocolo por una mujer de 32 años que se presentó, en estado de desesperación, con dolor de garganta y de espalda. Le tomaron las muestras y la paciente escapó. La policía debió asistir a su domicilio.
hospital San Roque

El hospital San Roque de Embarcación debió aplicar el protocolo establecido para casos sospechosos de Coronavirus luego que una mujer, de 32 años, llegara en un evidente estado de nerviosismo manifestando sentirse con los síntomas. 

Al respecto, el gerente del nosocomio, doctor Daniel Escribas, contó a UVC Canal 10 de esa localidad que la enfermera le comunicó lo que estaba sucediendo y tras realizarse el cuestionario obligatorio, se la derivó al laboratorio, donde se le tomaron muestras de faringe, nasal y se realizó un análisis de sangre, tras lo cual escapó sin poder ser detenida. 

"Vino con un barbijo, la chica estaba asustada, se le tomaron las muestras,la queríamos retener pero ella manifestaba que tenía un bebé de un año que estaba durmiendo y que se iba a despertar. Salió rápidamente y la gente de seguridad no tenía ropa especial, por eso no la pudo retener", dijo. 

doctor Escribas

En este sentido, inmediatamente se dio aviso a personal policial, que se desplazó hasta el domicilio de la paciente para continuar con el protocolo establecido. "Ahora deberá cumplir la cuarentena, aislada en su casa", expresó. 

Al momento de la consulta, la joven dijo estar con un intenso dolor de garganta, de cuerpo y de espalda pero afebril. Sin embargo, comentó que desde el viernes pasado tuvo fiebre, por lo que ingirió Ibuprofeno. 

"Ella contó que tuvo contacto con el ex marido los últimos dos días, el ex marido trabaja en un taller mecánico de Pichanal y que él tiene contacto con turistas. Igual, todo el personal sabe que es una trabajadora sexual, tenemos que tener presente el vínculo epidemiológico de los últimos 14 días pero ella no habló de ello", manifestó. 

Asimismo, el doctor detalló al momento de la llegada de la mujer, en la guardia había pocas personas y no tuvo contacto con nadie, ni siquiera con él, quien no contaba con las antiparras necesarias. "Le hice algunas preguntas pero como a unos 5 metros de distancia. Y se mandó al personal de limpieza a limpiar los consultorios, pasillo, picaportes y puertas", indicó. 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar