En una reunión de urgencia en Olivos definen un nuevo cronograma para el cobro de las jubilaciones

Nacional 03 de abril de 2020
Tras el caos de hoy, el titular del Banco Central y el de la Anses analizan un esquema de acuerdo a la terminación del DNI. Hubo repudio a la situación de distintos sectores.
pago a jubilados

Después del caos y las inexplicables filas de jubilados desde la noche de ayer y mientras algunos están ya esperando en la calle la apertura de los bancos para cobrar mañana sábado, el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, conversó con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, para evitar que se repita tamaña circulación tras 15 días de aislamiento social.

Vanoli propone un esquema más acotado de lo habitual, de acuerdo al número final de DNI. Quiere reducir a no más de un par, por ejemplo que mañana sólo puedan ingresar a los bancos los jubilados cuyos DNI finalicen con el 0 o el 1.Además hay presiones dentro del Gobierno para que el Banco Central obligue a las entidades bancarias a que abran todas sus sucursales. Algunos bancos sólo destinan unas pocas sucursales a la atención de los jubilados.

bancos

Molesto con las imágenes que veía por televisión y que recibía de las intendencias, el Presidente habló hoy con Pesce y Vanoli. El propio presidente del Central dijo que Alberto Fernández estaba muy enojado.  Ambos funcionarios fueron citados a Olivos. Junto con Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, terminarán de armar un estrictísimo cronograma.

Apenas llegados a la residencia presidencial Pesce y Vanoli se encerraron con Cafiero. Estaba previsto que se sumara Gustavo Béliz pero se demoró en otra reunión paralela, también urgente. Desde el Gobierno buscan explicar el desborde. Hay quienes plantean que se juntó el cronograma previsto para 800.000 beneficiarios de familias con menos recursos con el operativo de pago a jubilados y pensionados y prevén que mañana habrá menos gente. Otros atribuyen la situación a la resistencia del gremio de La Bancaria comandado por el kirchnerista Sergio Palazzo que aparentemente no quería que ese rubro se considerara esencial. Como en el juego del Gran Bonete en que unos pasan la culpa a otros, también hay quien advierte que el Central debió actuar con mayor eficiencia.

“La situación nos desbordó”, dijo Pesce, como días atrás se admitió que la recarga de las tarjetas Alimentar empujaba desesperadamente a la gente a la calle en el Conurbano para cobrar y después para comprar alimentos.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar