Despedidas virtuales: ante la prohibición de velatorios, surge una nueva alternativa

Nacional 09 de mayo de 2020
Los familiares pueden conectarse vía internet. Una experiencia nueva en medio de la pandemia que obliga al aislamiento.
abu

El féretro en un extremo de la sala. Una cruz en la cabecera preside la ceremonia. Dos jarrones
enormes con ores en cada lado. Tan solo tres o cuatro familiares despiden al difunto. Los demás
parientes fueron impedidos de participar. Desde que estalló la pandemia por coronavirus están
prohibidos los velatorios. La idea es evitar las aglomeraciones. Sin embargo, en Tucumán, hallaron una
solución alternativa para que el resto de la familia pudiera participar y entonces pusieron en práctica
las "despedidas virtuales".

La empresa funeraria habilitó una cámara de video en la sala y la conexión vía internet para que todos
los que quieran puedan sumarse al "último adiós" al difunto. El link de la videoconferencia se pasa a la
familia y son ellos quienes deciden, a su vez, invitar a los demás, con la correspondiente clave de
acceso.

-Hola mi corazón. Qué bueno poder estar con ustedes. Uno está tan lejos, que esto es como un milagro,
dice una mujer en la pantalla de video.

-Hay que tener mucha fuerza, Pety, te pido por favor. No te vas a desplomar vos, aconseja otra mujer
que aparece al instante.

-Gracias por todos lo que están, dice la voz de un joven que está a punto de sepultar a su padre.

-Hola Prima. No me anda la cámara, ¿cómo están?... me quedo con momentos hermosos compartidos
con Eduardo, su amor a la familia, agrega otra mujer, mientras se suman otros parientes a la charla
virtual de grupo. Cada uno desde su lugar de aislamiento aporta su despedida. No es fácil, pero al
menos es una manera de sentirse acompañado.

En menos de un minuto hay más de 30 personas conectadas. Con el correr de los minutos se suman
otras caritas en la pantalla de la computadora.

-Hola soy Daniel, excompañero del colegio de Eduardo, quiero -dice con la voz entrecortada- recordarlo
como en los tiempos en que nos juntábamos a tomar la merienda en la san juan -agrega-, les mando un
abrazo desde aquí, es una lástima no poder estar presente para despedirlo como corresponde a mi
querido amigo 'El Pato", agrega y se le quiebra la voz de emoción.

-Hola amiga. Soy Fer. Siento mucho esta pérdida, dice una mujer. Un joven comienza una oración y el
resto acompaña para encomendar el descanso en paz del difunto.

Luego uno de los hos propone despedirlo con música. "Tanto le gustaba la música -dice también y la
emoción le hace un nudo en la garganta-. Era fanático de The Beatles, agrega al borde del llanto.

Tampoco es mucho tiempo. Son 30 minutos que pueden compartir en familia. "Se acuerda un
determinado horario con la familia y ponemos a su disposición esta herramienta digital para que
puedan reencontrarse en familia", explica Mario Figueroa, director de servicios funerarios en la
empresa Flores. "La gente lo aceptó como una alternativa y ya hicimos una docena de despedidas
virtuales", resalta.

Durante la videoconferencia, los asistentes cuentan anécdotas de la vida de Eduardo. Su esposa y sus
hos (dos mujeres y un varón) escuchan y comparten otros recuerdos. "Es algo parecido a estar en
contacto -dice Ezequiel-. Si esto va para largo por la cuarentena y es necesario por todas
las circunstancias que implica este virus, seguro se vuelve una alternativa común la despedida virtual",

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar