Para futbolistas: estará prohibido besar la pelota, escupir, sonarse la nariz y cambiar camisetas

Deportes 14 de mayo de 2020
Lo decidió la Conmebol en una reunión virtual llevada a cabo este miércoles.
alba

La Conmebol está decidida a que vuelvan este año las Copas Libertadores y Sudamericana, cuando amaine la pandemia de coronavirus y "haya libre tránsito entre los países", tal cual dijo su presidente, Alejandro Domínguez.

Hubo una reunión virtual de su Comité Ejecutivo, con Claudio Tapia? entre los dirigentes, y harán todo lo posible para que se disputen, aunque terminen en 2021.

Claro que lo novedoso es que tendrán un protocolo estricto, que incluye normas extrañas de ver en el fútbol.

Los jugadores, integrantes del cuerpo técnico y árbitros no podrán escupir ni sonarse la nariz antes, durante y después del partido en el área de competición: la cancha y el banco de suplentes.

Y nadie podrá besar la pelota en cualquier momento.

Todos deberán someterse a controles de temperatura corporal antes del partido y los jugadores y los árbitros tendrán cada uno una botellas de agua o de bebida isotónica.

Quienes permanezcan en el banco de suplentes deberán usar obligatoriamente barbijos o tapabocas.


Ninguno podrá intercambiar la camiseta o cualquier otra parte de la indumentaria con los rivales o compañeros del mismo equipo o cualquier otra persona.

Quedará por ahora en el recuerdo el intercambio de banderines o regalos entre ambos capitanes.

Y si se habilitan las notas pos partido, deberán realizarse con mascarilla o protector facial.

En la reunión virtual se decidió crear un Registro Médico de Control de Jugadores y Oficiales, en base a las listas presentadas por los clubes.

Quienes se nieguen a realizarse un test de COVID-19 no podrán participar de las competiciones.

Para evitarles erogaciones de más a las instituciones, la Conmebol redujo en un 30% las multas establecidas en el Código Disciplinario y el Reglamento de la Competición por infracciones cometidas a partir de la reanudación de los torneos.

Por cada amonestación se deberá pagar 250 dólares y por cada tarjeta roja directa, un mínimo de 750 dólares.

Además, desde el momento en que se reanuden las Copas se podrán cambiar 5 jugadores de la lista de buena fe, teniendo en cuenta que tranquilamente habrá altas y bajas de futbolistas hasta llegar ese día.

Domínguez confirmó que no hay plan B para las sedes de las finales de ambos torneos: "La de la Sudamericana será el Kempes y la de la Libertadores, el Maracaná".

El presidente de la Conmebol es optimista.

"Tenemos la ventaja de que en Europa ya está pasando, podemos aprender y vamos a seguir de cerca sus decisiones y consecuencias, así cuando volvamos tengamos menos margen de error", aseguró.

Y aseguró que el formato de las Eliminatorias Sudamericanas hacia Qatar 2022 "no está en duda", pero aclaró que recurrirán a la FIFA en caso de que no alcancen las fechas. /Clarín

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar