Vendía verduras en un carrito y ahora se recibió de contador

Nacional 20 de mayo de 2020
Roberto Ochonga fue uno de los tantos graduados de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC, de manera virtual. Su historia de vida, marcada por el esfuerzo y la perseverancia, conmovió a todos.
afa

De chico, Roberto Ochonga vendía verduras con su papá en un carrito y esta semana se recibió de contador en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

“Estoy muy contento y muy feliz de haber cumplido este sueño, por mí y por mi familia”, confesó a Cadena 3.

Conmovido por este logro, Roberto asegura que en este momento le llegan muchos recuerdos de “su viejo”, de cuando vendían verduras y vivían en una villa entre los barrios Poeta Lugones y Santa Cecilia, de la ciudad de Córdoba.

“Yo le hacía los números a mi papá, cuánto vendía, cuánto no y me hacía una idea del número final de cuánto tenía que cobrar”, relató.

A sus 16 años, viviendo en una situación precaria y trabajando en una fundición, dejó el secundario y lo retomó recién a los 19. “Vendía diarios y a los 23 terminé el colegio con cinco años más que mis compañeros”, agregó.

"Empecé la facultad trabajando como sereno e hice tres años muy productivos de la facultad. Después se me complicó con la enfermedad de mi padre y que varios de mis hermanos fallecieron, pero pese a la situación económica salí adelante"

En este contexto, Roberto destacó la ayuda de las becas universitarias y del comedor de la Casa de Trejo.

“A la tarde iba a estudiar a la facultad y me guardaba pedazos de pan del comedor para comer a la noche”, contó entre lágrimas.

“El comedor es muy accesible, casi gratis y toda la ayuda social que me han brindado, incluso desde chico, con pequeños regalos de cosas usadas que para mí eran nuevas”, agradeció. “Ahora para adelante queda otro paso”, concluyó.

Por Miguel Clariá /Cadena3

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar