Horror: bebé de sólo 8 meses murió al caer dentro de un pozo con fuego en su propia casa

Nacional 26 de junio de 2020
En un descuido de sus padres, el menor habría caído mientras andaba en su andador. Las quemaduras le provocaron heridas irreversibles.
abu

La comunidad de Yacu Chiri -en la provincia de Santiago del Estero, no sale de su conmoción por la muerte de un pequeño de ocho meses de vida que cayó a un pozo con fuego y murió.

El trágico deceso se produjo pasadas las 16.30, en el Centro Provincia de Salud Infantil, a donde habían ingresado el día miércoles 17, con gravísimas lesiones en su cuerpo.

La policía que trabajó en el caso informó que el menor llegó acompañado por sus padres -César Morales y Romina Leguizamón- quienes contaron que el pequeño había caído sobre las brazas de un pequeño pozo con fuego, donde hacían hervir agua.

La mujer -conmocionada por la tragedia- contó que se encontraba en el interior de su casa sin percatarse que el menor había salido hacia el patio de la casa con su andador.

Cuando la joven madre notó su ausencia -ya que sus otros dos hermanitos jugaban dentro de la vivienda- salió a buscarlo. Allí descubrió la peor escena. El cuerpo del bebé tenía lesiones gravísimas.

Los desesperados gritos de la mujer alertaron a su pareja y al resto de los moradores quienes la auxiliaron y trasladaron al pequeño al hospital Zonal, desde donde fue derivado al Cepsi.

Ya en ciudad capital, el menor ingresó a la Sala de Terapia Intensiva, donde estuvo asistido con respirador artificial. Los médicos les informaron a sus padres que el estado del menor era crítico, ya que las quemaduras que tenía eran gravísimas.

Con el correr de los días el cuadro del pequeño -de nombre Jeremías- empeoró hasta que finalmente falleció durante la jornada de ayer, cerca de la 16.30.

El Dr. Rubén Alfonzo tomó intervención en el caso y ordenó que el cadáver sea examinado por el forense y luego fue entregado a sus familiares, quienes lo trasladaron hasta su lugar de origen para darle cristiana sepultura.

Cerca de las 19.30, el féretro con el menor arribó a Atamisqui. Allí sus padres fueron acompañados por familiares, amigos y vecinos. Escenas desgarradoras se vivieron en el lugar. l

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar