Piden un aumento extraordinario de la jubilación mínima: de 16.864 a 30.000

Nacional 29 de junio de 2020
La jubilación es insuficiente para hacer frente a la pandemia. El Gobierno dio una suba de $973 en junio para la mínima.
abu

Los reclamos de los jubilados volvieron a asomar ante el endurecimiento de la cuarentena.

En ese marco, el defensor porteño de la Tercera Edad, Eugenio Semino, solicitó un aumento extraordinario en el haber mínimo para llevarlo a $30.000 desde su valor actual de $16.864 y, de esa manera, reforzar la asistencia a los adultos mayores, quienes podrían verse expuestos a mayores riesgos en caso de no contar con un refuerzo de emergencia.

"Ante el nuevo anuncio de endurecimiento de la cuarentena y a fin de garantizar la salud y la propia vida de los adultos mayores, principales afectados por la Pandemia, el Poder Ejecutivo Nacional deberá proveer durante todo el tiempo que se extienda el estado de excepción una ayuda extraordinaria equivalente a una suma que lleve los haberes de jubilados, pensionados a un mínimo de $30.000", planteó este viernes Semino.

El aumento del orden del 77% apunta a acercar el ingreso mínimo a la canasta básica del jubilado. Según la defensoría porteña de la Tercera Edad, un adulto mayor necesitó en abril $45.020 para cubrir sus necesidades elementales debido al fuerte incremento en los precios de los alimentos, medicamentos y vivienda.

Esos rubros representaron el 67% del valor de la canasta.

En ese contexto, Semino se mostró preocupado por el deterioro de los ingresos de la tercera edad.

"La salud no se garantiza con miedo y fuerzas de seguridad. Se requiere realismo y razonamiento. Los adultos mayores o quienes los ayudan trabajan en tareas no registradas, "changas" para poder subsistir. Si no existe el auxilio requerido, la desesperación los va a llevar a violarla y arriesgarse para sobrevivir", señaló.

Luego de otorgar un bono de $10.000 a principio de año, el Gobierno fijó por decreto un aumento en promedio del 9% en marzo y una suba del 6,2% en junio para todos los haberes, inferiores al 11,56 y al 10,9% correspondiente en esos períodos por la movilidad suspendida en diciembre.

De esa manera, el haber mínimo pasó de $15.891 a $16.864 -un incremento de $973- y el haber máximo aumentó de $106.934,71 a $113.479 -un ajuste de $6.545-.

Por otra parte, el Ejecutivo prorrogó hace dos semanas atrás el congelamiento de la movilidad hasta fin de año.

Esto implica que, al igual que en el primer semestre, las autoridades definirán por decreto los aumentos de septiembre y diciembre.

A partir de esos retoques discrecionales, los jubilados perdieron durante el primer semestre entre $541 y $14.000 mensuales.

Un retroceso que se sumó a los 20 puntos perdidos desde 2017 por el cambio de fórmula. /iProfesional

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar