Pintadas, escraches y marchas: el amor de una abogada por un colega infiel escandaliza a Tandil

Nacional 07 de julio de 2020
Pintadas, escraches y marchas: la infidelidad que está haciendo hablar a toda una ciudad.
abu

Toda telenovela debe tener una serie de ingredientes: conflicto, pasiones, envidias, traiciones, y amor. Aunque a veces hay amores prohibidos que saltan de la pantalla y cuentan su historia en la vida real.

Es lo que está sucediendo en Tandil, una ciudad argentina de 120.000 habitantes. De todos ellos, hay tres que escriben el argumento y el resto de la población que toma partido, se olvida por un rato del coronavirus y se transforma en espectador ávido de este triángulo.

La primera protagonista es una abogada. Su casa apareció escrachada con unas pintadas insultantes y difamantes. La acusan de ser amante de un hombre casado. Allí aparece el actor principal: las pintadas eran claras. Se trata de Miguel. Según los chismes y posteos en las redes Miguel es un abogado casado.

Y allí aparece la actriz de reparto. La autora de las pintadas no sería otra que la esposa traicionada del abogado.

El escándalo se viralizó y toda la ciudad transformó la casa de la abogada en una visita turística obligada. Tarde muchachos. La letrada procedió a llamar a un equipo de pintores que dejó paredes, rejas y persianas como nuevas.

Pero esta tragicomedia tiene más actos. El abogado señalado se subió a las redes y dijo que él no es el marido traicionero. La gente divide opiniones a favor y en contra del engañador desconocido y hasta convocaron a una marcha a favor de Miguel, el abogado que niega ser parte de este triángulo amoroso.

¿Y la traicionada? Por lo que se sabe debería ser la esposa de Miguel. De una pericia caligráfica quedan certezas y dudas. La mujer traicionada ni aprobó lengua o es muy inteligente. En las pintadas escribó SAVÉS con v corta. Un grueso error. Pero dejó un sello fácilmente reconocible: escribe la letra Q de manera muy particular.

Y promete combate. Sabiendo que la abogada escrachada maneja una serie de departamentos en la ciudad le dejó un mensaje más cercano a Floyd Mayweather que al Dalai Lama: "ya vas a venir al edificio".

Señoras y señores, a falta actualmente de ficciones y telenovelas en la tevé argentina, tres actores desconocidos nos sirven en bandeja una historia real de amor, traiciones, desencuentros e infidelidades.

Tandil está efervescente. Y el público espera los próximos capítulos... /Clarín

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar