Difamaciones y mentiras: La historia de los primeros infectados de COVID-19 en Salta

Coronavirus 21 de julio de 2020
Es difícil olvidarse del nombre de Matías Adet, ya que fue primer caso positivo en Salta y que no tuvo el resguardo de sus privacidad. En una entrevista contó la dura experiencia de transitar por la enfermedad.
adet

La diputada y periodista Mónica Juarez, en el regreso de su programa “Lado B” por Canal 10, entrevistó a dos de los primeros infectados de coronavirus en Salta, el abogado Matías Adet, y el camionero de Orán Claudio Gornea. 

Adet se contagió durante un viaje que realizó con sus amigos a Europa. “Veníamos pagando este viaje hace un año. En el medio de mi viaje, estando allí 6 o 7 días, recibo la mala noticia de que mi papá estaba gravemente enfermo. Inmediatamente saqué un pasaje de avión, con mucha suerte consigo un lugar en un vuelo que salía desde Madrid”, contó el letrado. 

En Europa, en ese momento, “se hablaba del tema, pero no se lo manejaba con preocupación. Sabía que al llegar a salta tenía que hacer la cuarentena entonces hablé con mi esposa, ella me dejaba mi vehículo en el estacionamiento del aeropuerto con mercadería en el baúl para hacer la cuarentena”.



Ya en Salta, Adet comenzó a sentir síntomas se comunicó con una clínica privada. “Me dirigí a la clínica con barbijo, antes habíamos hablado con una médica y me indicaron todo lo que tenía que hacer. Me toman la muestra un viernes pero el resultado estuvo al martes siguiente. Una hora después de enterarme de que mi test había dado positivo, ya lo sabía toda la ciudad”, recordó.

Por redes sociales comenzaron a difundirse versiones acerca de que el abogado había sido visto por distintos lugares de la ciudad, sin embargo Adet lo desmintió: “Cuando sale mi positivo comenzaron a decirse un montón de mentiras, me partieron en 20, me pusieron en La Loma, jamás en mi vida jugué al fútbol ni a nada en La Loma, no soy amigo del poder, no lo conozco al gobernador”.

Las difamaciones y la enfermedad no fueron la peor parte de la pesadilla. “Desde esa noche que estando en Europa cuando me entero lo de mi papá y que sabía que iba a volver a hacer la cuarentena, fue todo muy rápido. Pude hablar un día con él, muy poco, no pude verlo, mi papá fallece al onceavo día de mi internación, estuve 24 días internados. Yo no pude salir de la clínica, él nunca supo que tuve coronavirus”.

El primer caso de Orán

Claudio Gornea tiene 25 años, es camionero y también vivió momentos muy tensos luego de conocerse su diagnóstico positivo de coronavirus. “En el camión yo estaba como ayudante. El destino era sí o sí Buenos Aires, no podíamos elegir otra zona. Nosotros llevábamos verdura y volvíamos cargados con pollo. En Quilmes también cargamos galletas para Santa Fe, de ahí nos hicieron ir para Entre Ríos a cargar pollo para Orán”, describió.



Al llegar al control de Pampa Blanca, les controlaron la temperatura. “Estábamos bien. Nos dicen que nos hagamos a un costado porque nos iban a hacer otro control, nos hicieron un test rápido, nos dijeron que esperemos 15 minutos para que nos den los resultados, después una bioquímica nos dicen que era negativo que podíamos continuar. Seguimos hasta Fraile Pintado donde teníamos que dejar el camión”. 

Cuando Claudio llega a Orán, volvieron a tomarle la temperatura: “Me preguntaron de dónde venía, pero en ningún momento me retuvieron ni me dijeron que tenía que hacer cuarentena. Llegué a la casa de mi abuelo, estaba por salir para mi casa y mi abuela me invita a comer, al otro día me dormí hasta el mediodía y me levanté, se me había apagado el celular porque no lo había cargado. Cuando lo prendo veo que tenía llamadas de mi compañero diciendo que se sentía mal y a la tarde me dijo que le había dado positivo. Yo me asusté y me quedé en la casa”.

El camionero fue trasladado a un complejo y su familia fue llevada a la escuela de Bomberos. “Me hicieron el hisopado y al otro día me avisaron que era positivo. Desde ese momento me difamaron, dieron mi número de teléfono, datos de mi familia, números de documento, me mandaban mensajes deseándome la muerte, me dijeron de todo. Yo estaba mal”, concluyó.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar