Alberto Fernández: "Hoy estamos volviendo a entrar al mundo dignamente"

Gobierno 04 de agosto de 2020
El Presidente Alberto Fernández se refirió al acuerdo alcanzado con acreedores de la deuda: "Es el resultado del esfuerzo de todos en el Gobierno". Sostuvo que el país "está volviendo a entrar al mundo dignamente" y dijo que "satisfecho" con el acuerdo.
alberto

El presidente Alberto Fernández afirmó que el acuerdo por la deuda con los bonistas "es el resultado del esfuerzo de todos en el Gobierno" y sostuvo que el país "está volviendo a entrar al mundo dignamente", en un guiño a la frase que hizo famosa el expresidente Mauricio Macri.
 
El mandatario aseveró al dar una entrevista a C5N que está "satisfecho" con el acuerdo por la deuda con los bonistas y dijo que el arreglo fue producto de "una lógica correcta y y una estrategia adecuada".

"Estoy satisfecho, era necesario resolver el problema de la deuda, que era una fuerte limitación, para poder proyectar el futuro", evaluó sobre el acuerdo.

"Lo mejor que nos ha pasado como Argentina es que estamos entrando al mundo dignamente. Esto quiere decir que no nos peleamos con los acreedores. Nunca fuimos a pelear, fuimos pedirle resolver un problema, del cual éramos totalmente ajenos", insistió.

Además, destacó que "en los objetivos finales" dentro del Gobierno no hay "diferencias". "Esto que hemos logrado es el resultado de todo un Gobierno", remarcó.

“Agarramos al país en default virtual. Empezamos con muchas ganas y a poco de andar nos encontramos con que la pandemia cayó sobre nosotros. Ahí sentimos que sobre llovido, mojado", dijo y agregó: "Fue todo tan complejo, tan difícil, porque el escenario de la pandemia complicó todo".

"El objetivo era que Argentina asuma nuevos compromisos pero que de ningún modo comprometan el crecimiento futuro y que no incluyan ajustes", explicó.

Papa Francisco
Sobre el papel del Papa en este asunto, afirmó: "Voy a estarle eternamente agradecido al papa Francisco, porque en silencio nos ayudó muchísimo. Voy a estarle eternamente agradecido a López Obrador, porque le pedí que intercediera ante Larry Fink, y no solo habló en privado, sino que contó públicamente lo que le había pedido".

 "Cuando me puse más duro con la negociación, hubo dos personas que me dijeron 'mirá el contexto y ablandate un poco'. Una fue Cristina, y el otro fue Lavagna", contó el mandatario.

Se refirió al multimillonario ahorro producto del acuerdo: "Cuando decimos 'ordenamos la deuda', lo que decimos es que todo el dinero que no pagamos en intereses, lo vamos a usar para lo obra pública, para la infraestructura".

Guzmán
El jefe de Estado relató cómo se resolvió el último paso de las negociaciones: "A las cuatro menos cuarto de la mañana Martín me mandó el acuerdo. Hoy, cuando vino a Olivos, lo abracé, rompí la cuarentena, lo admito. Él fue muy importante y tuvo que soportar un montón de cosas".

"Tuve que aclarar que nuestro único negociador era Martín Guzmán. Siempre aparecía alguien diciendo que era negociador nuestro y empantanaba todo. Tuve que soportar que dijeran que su suerte estaba echada y que era inminente su renuncia. Nadie confía más en él que yo", contó y agregó: "Yo creo que con Martín tuve una buena idea. Estoy muy contento de no haberlo traído. Él no es un hombre de la política, pero supo interpretar muy bien mi demanda desde la política: tenemos que lograr un acuerdo pero que no lo pague la gente".

 Alberto se refirió a la polémica por sus palabras sobre que no tiene ningún plan económico: "Los dos últimos planes económicos que escuché fueron de Prat Gay y de Dujovne. El de Prat Gay, el día que dijo que iba a salir del cepo y que no iba a subir la inflación. Terminó con 40 puntos de inflación. El segundo plan fue el que apareció Dujovne".

Pandemia
"Estamos en pandemia. Aumentar el gasto es lo que recomendó el FMI y lo que hizo el Banco Central Europeo y la FED de EEUU, con la diferencia de que emitimos pesos y no somos parte de la UE ni tenemos acuerdo monetario con EEUU", explicó el Presidente sobre la coyuntura mundial.

Alberto insistió: "La economía se dio vuelta. Esa economía que defendieron los ortodoxos a rajatabla, lo único que mostró es que apareció un virus y se cayó a pedazos".

60 medidas económicas
El mandatario habló del plan pospandemia: "Las 60 medidas ya están hechas y pensadas. Lo que estamos discutiendo es como eso puede repercutir mejor en las provincias".

"Lo que he propuesto es que dividamos la argentina en seis grandes regiones. Centro, Cuyo, NOA, NEA y Patagonia. He creado una sexta que es el AMBA. Entonces estamos viendo como cada una de las 60 medidas pueden repercutir mejor en cada una de ellas", explicó sobre el plan y sumó: "Estamos viendo medidas para que las economías regionales funcionen bien. Las medidas son todas de incentivo a la producción. Tienen distintas formas: desde lo impositivo hasta créditos blandos".

 Giorgieva
"Kristalina Georgieva ha sido muy importante. Si bien cuando llegué me encontré con un país defaulteado y en recesión, cuando quisimos ponerlo en marcha, llegó la pandemia. Dentro de tanto malo, gracias a dios que en el FMI estaba Georgieva", aseveró.

También habló del proyecto del impuesto a las grandes fortunas y dijo que Máximo Kirchner está tabajando en eso: "Nadie ha retrocedido con eso, pero en el medio tuvimos problemas. No estamos haciendo ni mas ni menos lo que ha hecho el mundo".

"Yo imagino una negociación fructífera con el FMI, básicamente por lo que me transmitió Georgieva. Ella entiende lo que le pasa a Argentina", sostuvo.

Contó una anécdota: '“Lo que le pido es que nos deje hacer las cosas a nosotros porque nos va a ir mejor que si las hacemos como ustedes quieren'", le dije a Georgieva la primera vez que hable. Ella vivió en la Bulgaria comunista, con todas las carencias de la Unión Soviética. Es una mujer muy sensible al problema social. No es una economía ortodoxa sino muy sensible a todo esto".

 Justicia
El presidente se refirió a la reforma judicial y al estado de la Justicia: "Llevo años escuchando a todos que la Justicia es pendular que actúa de acuerdo al sistema de turno. Si eso era cierto, Alberto hubiera llamado a los jueces diciéndoles que disparen para otro lado. Quienes se benefician con esta reforma, se benefician los funcionarios que se fueron. Lo único que les garantizo es que serán los jueces los que hagan justicia".

"Yo no voy a hacer lo que hizo Macri, porque yo la vi sufrir a Cristina. Me preocupa que pase lo de Boquín y que un fiscal procesado (Stornelli) siga siendo fiscal. Hay distinta vara. Lo único que hice fue mandar una ley al Congreso", repasó.

También sumó: "En algún momento tenemos que ponernos a pensar cómo funciona la Justicia. Va más allá de cómo funciona la Corte. Un jubilado que ve sus derechos conculcados y llega a la Corte, es muy importante cómo funciona la Corte".

 Oposición
El mandatario habló de su relación con los principales representantes de la oposición, en particular los de Juntos por el Cambio. "Siempre fui enemigo del discurso único, así que admito las disidencias. Pero ahora tengo que gobernar y en una pandemia no vengamos con debates políticos. Ahora lo que me preocupa es la salud de los argentinos. Qué me voy a poner a discutir política. Además, también creo que la política no es tirarse insultos sino tirarse ideas. Es debatir y confrontar posiciones. La política se degrada cuando recurre a la justicia. Nunca fui amigo de esa lógica".

Jubilados
"Le pedí a Massa que apuremos lo de la fórmula en el Congreso. También hablé con Raverta. Quisiera que la formula la resuelva el Congreso. Ya hay proyectos en análisis en una comisión especial", ahondó sobre la fórmula automática de subas.

Tarifas
"No es un tema que tengamos en mente de ahora a fin de año. Con el tema de naftas tenemos un problema que estamos hablando con YPF pero las tarifas eléctricas y de gas hasta fin de año no van a tener cambios", adelantó.

Vicentin
Hacia el final de la entrevista Alberto Fernández se refirió a la polémica desatada por la intervención de la cerealera. "Vicentin es una prueba contundente del daño de los falsos dilemas. Es un tema que me venían hablando ante de asumir. Fueron los directivos que hablaron con Kulfas y le plantearon que estaban en un problema. Cuando asumí, todos me lo plantearon como un tema acuciante. Finalmente, cuando tomé cartas en el asunto me convertí en un expropiador serial que se quería quedar con empresas y con las casas de la gente".

"Estuvimos casi 60 días para que la justicia abra una puerta para que veamos lo que pasa al interior de la empresa y nunca lo pudimos lograr. En el mientras tanto pudimos ver que hay denuncias penales por los créditos, que están fuertemente cuestionados. También hay denuncias en EEUU sobre desvío de fondos a paraísos fiscales. Ahí me pasé a preguntar si la idea inicial de salvar la empresa y a los productores, sentí que todo se perdía y se convertía en un salvataje a los empresarios. Y lo que no quise hacer es que la idea de salvar a una empresa se convierta en un mecanismo de estatizar deudas privadas", explicó sobre el tema.

"Si hubiera querido expropiar, no hubiera buscado la peor empresa de todas", remató y habló de un proyecto para escindir YPF agro de YPF y así generar una empresa de referencia en el rubro.

Las que no te podes perder