La furia del equipo de Intrusos por la denuncia ante el INADI

Medios 09 de agosto de 2020
Jorge Rial, Adrián Pallares y Rodrigo Lussich lapidaron a la diputada Gabriela Cerruti y a la conductora de TN, Lorena Maciel
abu

Jorge Rial, Adrián Pallares y Rodrigo Lussich hicieron un contundente descargo en Intrusos luego de la denuncia ante el INADI radicada contra el programa por las bromas de “famosos que envejecen como señoras” dentro de la sección de Los Escandalones.

Visiblemente enojados e indignados, los periodistas apuntaron contra la diputada del Frente de Todos por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Gabriela Cerruti, y también contra su colega, Lorena Maciel, conductora de TN.

Rial comenzó hablando del polémico gesto que tuvo Diego Leuco durante la noche de ayer en su programa Ya somos grandes, celebrando justo cuando su compañero indicó que los contagios de coronavirus en la Argentina iban a crecer, lo que generó críticas en su contra y que luego deba salir a aclarar que en realidad estaba festejando los puntos de rating que estaban haciendo.

“Nos está comiendo la grieta y la ideología”, aseveró el conductor de América TV para también opinar sobre la grave situación que están atravesando actores y actrices por no poder trabajar a raíz de la pandemia.

“En otra época, la Asociación Argentina de Actores estaría tomando otras medidas. Con otro gobierno estaría diciendo: 'Tenemos que salir, la p... que lo parió, rompamos todo'. Pero como hay un parentesco ideológico, y está bien, tratan de bajar en nivel y lo tiran para afuera. A ellos se los come la grieta que inventaron los medios, y eso le pasó a Diego Leuco ayer”, declaró el líder de Intrusos.

“Yo hablé con él y tengo mi opinión formada. La gente cree que lo que él estaba festejando era que se iba a llegar a diez mil muertos. Y es canallesco pensar que cualquiera puede festejar la muerta, sea Leuco o Diego Brancatelli”, continuó Rial, para luego añadir: “Hay algo de loco en esto, como un botón urgente para contestar cosas. Le pegan a Leuco, que teóricamente está del lado de la oposición, y alguien ya sale a poner 'Brancatelli pelot...' como respuesta, y cobra él que lo cuestionó. Es algo automático porque nos comió la grieta”.

“Hay parte del periodismo que hoy tiene tufillo golpista, a algunos los conozco y otros son amigos. Y los medios no puedo creer lo que están haciendo”, consignó el padre de Rocío y Morena Rial.

Jorge reveló que habló con Victoria Donda, la titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), y se expresó con preocupación por la acusación que recibió su programa.

“Estamos entrando en una locura y poniéndole un cinturón a la manera de expresarnos. Le hacemos cada día un agujerito más a un cinturon, y si querés hablar, tenes que pensar diez veces y ver si es hombre, mujer, trans, negro, blanco, gordo o flaco, para no joder a nadie. No podés, y va a llegar un momento en el que no vamos a tener de qué hablar”, sostuvo el presentador de televisión y radio.

“Acá se empezó la joda con eso de envejecer como una señora. En algo tienen razón: hoy la expectativa de vida es más grande, se alargó por suerte. Tengo 58 años, ¿de qué vejez voy a hablar? Yo también lo soy, estoy entrando, aunque me siento joven. Pido disculpas si ofendimos a alguien, tienen más expectativa de vida, y pido perdón si alguien se sintió mal”, comentó el periodista de espectáculos.

Sin embargo, Pallares lo interrumpió y le preguntó si realmente cree que alguien se sintió mal por lo puesto al aire en Los Escandalones, para luego dar su punto de vista con bastante fastidio.

“Quiero ver la hilera de abuelos enojados por eso, y no los políticos, políticas y las periodistas que agitan a los políticos por esto. Detrás de todo esto hay un montón de periodistas que quieren pasar factura a este programa porque contamos las internas de un canal de noticias y un canal de aire. Me gustaría encontrarme con la fila de gente que viene a putearnos”, disparó enojado el panelista, haciendo clara alusión a Todo Noticias y El Trece.

“Era humor y sé que desde el INADI están laburando mucho en eso. Dar cieta flexibilidad y que no se confunda el humor con la discriminación”, agregó Rial con respecto a la denuncia presentada por el CPO en Derecho de la Vejez de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, y para después darle la palabra a Lussich.

“Me cuesta acatar, no por rebelde. Es porque pienso que estamos en el delgado límite de que me digan lo que tengo que decir. Estoy en todo mi derecho si quisiera, de contrademandar a todos los que me dicen violento por hacer un chiste sobre famosos que, en todo caso, podrían ser los damnificados. Creo que en esta hay una guachada grande y estamos en un punto en el que nuestra libertad de expresión está siendo amenazada”, sostuvo el uruguayo, quien además afirmó que los adultos mayores disfrutan mucho de su sección en el envío de chimentos.

Fue en ese momento cuando el conductor y los integrantes de su equipo comenzaron a lapidar a la legisladora kirchnerista con sus declaraciones.

El "error" de Rial y los palos para Gabriela Cerruti
“¿De verdad hay una diputada que tiene tiempo para preocuparse por un segmento de un programa de espectáculos?¿O es un chiste más?”, preguntó Pallares, mientras que el presentador de América redobló la apuesta dedicando duros términos para la escritora y se mostró algo arrepentido por haberle dado lugar al feminismo en Intrusos.

“Dicen '¿dónde está el feminismo de Rial?', y yo no soy feminista. Feministas son ustedes. No yo. Lo único que hice fue un error y lo pagué muy caro: darle espacio al feminismo en este programa. Como nosotros navegamos afuera del radar, no nos toman en cuenta. Somos los pelot... de la tarde”, contó el conductor de TV.

“Y acá tuvieron el lugar, se armó, tuvieron las voces, pero eso no me convierte en feminista, no lo puedo ser. En ese momento dije que era un machista en recuperación, y lo sigo siendo. Cuesta mucho, no me dieron el alta todavía y no sé si me lo van a dar porque soy viejo y cuesta. No soy feminista, son ustedes, las chicas. Nosotros las acompañamos de lejos, pero ahora, el caso de Gabriela Cerruti es raro”, continuó el periodista.

“Le contesté. Es rara su doble vara. Cuando hacía sus campañas políticas, fracasaba. Cuando sacaba sus libros, recurría a tipos como yo, que le dábamos espacio. Hoy es una marginal de la política y del periodismo. No tiene un lugar”, disparó Rial.

“A lo que voy con esto es que muchos se hicieron ricos con la grieta, y hoy nos está atravesando. A periodistas y actores. Si hubiese otro presidente en este momento, estarían subidos a la Pirámide de Mayo, harían teatro callejero. Lo digo yo que no lo oculto, soy peronista. Acá, la Asociación Argentina de Actores es más papista que el papa”, siguió el presentador, retomando sus críticas hacia los artistas que, además de hablar de la crisis que viven, también se manifestaron en contra de los “programas esenciales”.

Tras volver a defender a Diego Leuco, el conductor de Intrusos dijo que la gente mayor disfruta de Los Escandalones, mientras que Pallares y Lussich volvieron a ser contundentes con sus palabras.

“Los actores marcan la dicotomía de quién es esencial o no, nos ponen en una vereda rara”, expresó Adrián, que también resaltó que en el ciclo de farándula han ayudado a varios intérpretes con sus proyectos de streaming.

“Escuché a Verónica Llinás ayer, y entiendo que estén enojados, pero a donde tienen que ir a putear es a la calle Alsina (la Asociación Argentina de Actores), porque uno no ve a la Asociación desesperada por los protocolos”, consignó el periodista de América y A24.

Como Rial dijo que el organismo de actores no hace protocolos por una cuestión ideológica, el presentador de Los Escandalones agregó que la pandemia hizo que salga a la luz “mucha maldad” en los medios.

Las que no te podes perder