Orán: La odisea que vive una mujer en busca de plasma para su esposo con COVID-19

Coronavirus 28 de agosto de 2020
Teresa Martínez contó a InformateSalta su lucha para que Juan mejore su estado de salud. Aseguró que para el interior es más complicado y pidió que se facilite el acceso a todos por igual.
Juan Maraz

Con el incremento de casos de COVID-19, también se multiplican los pedidos de plasma de recuperados para pacientes internados y que requieran de oxígeno. Esta semana conocíamos a Micaela, quien hizo una campaña para su hermano que tiene parálisis cerebral, y que afortunadamente lo consiguió.

Hoy, viajamos nuevamente hasta la localidad norteña de Orán, para conocer la odisea que vive Teresa Martínez para que su esposo, Juan Maraz pueda ser transfundido y tenga la posibilidad de mejorar su estado de salud.

En diálogo con InformateSalta, la mujer contó que ella trabaja en salud, que contrajo el virus en su lugar de trabajo y su familia también se contagió. Afortunadamente ella y el resto lograron recuperarse sin atención médica, pero su esposo, un hombre de 53 años e hipertenso, permanece internado desde el 12 de agosto.

Está en un COVID-19 moderado, que sería una terapia intermedia con oxígeno de apoyo. A los 2 días que se internó más o menos pidieron el plasma. Empezamos a buscar y veíamos que llegaba plasma para otros pacientes y el nuestro no estaba, nadie los decía nada. Hasta que obtuvimos información que había en Salta Capital el plasma pero que no se había actualizado el pedido, comenzamos nuevamente la gestión, hasta eso pasaron 14 días”, dijo.

Durante todos estos días, Teresa peregrinó buscando información y posibles donantes de plasma para Juan, sin embargo, la burocracia le puso muchos palos en la rueda. “Cuando consulto, me dijeron que aporte los datos de los posibles donantes, pero eso no le garantiza que le van a dar una unidad de plasma para su esposo. El que decide es Salta Capital, ellos de acuerdo al pedido que hay en toda la provincia, analizan la situación y ven”, detalló.

Posteriormente, la mujer se contactó con la encargada del Hemoterapia de la ciudad, quien le aseguró que tiene una unidad del plasma que el requiere disponible pero que debe recibir el pedido renovado para enviarlo de inmediato.

Hospital de Orán2

Sigo manteniendo las esperanzas de que el plasma llegue en cualquier momento del día, porque ayer la doctora nos dijo que ya estaba el pedido, nos comunicó muy amable, nos facilitó su teléfono privado, estamos en la consulta directa. Ahora tengo que ver si llegó y cuando se lo administran”, expresó.

En este sentido, explicó que tanto para el paciente como para la familia, es una situación muy complicada. “No es fácil acceder a un área COVID. Los partes se reciben por teléfono, ya no ves nunca más a tu familiar, sucede que a veces pasan dos o tres días y no tenes un parte. Es una situación difícil que vive el paciente y la familia. Ves entrar al familiar y no lo ves hasta su recuperación o no lo ves más. Averiguar acá, a nivel local, es lo que me cuesta un poco más”.

Finalmente, hizo un pedido especial para que se mire y se trate al interior provincial de la misma manera en la que lo hacen la Capital. “Hay muchos pacientes que no están teniendo la posibilidad, yo me demoré un poco en lograr información pero hay gente que directamente no logra nada. Y que se facilite la manera en que a la gente le llegue el plasma. Y salvemos una vida, sea quien sea, todos tenemos el mismo derecho a obtenerlo para mejorar su calidad de vida dentro de esta patología tan violenta dentro del ser humano”.

 

Las que no te podes perder