Cansados de los robos, vecinos lincharon a cuatro ladrones: uno murió

Nacional 13 de septiembre de 2020
El fallecido es un joven de 20 años. La Policía lo encontró tendido en la calle, ya sin vida. A otro delincuente, los habitantes del barrio le introdujeron un palo en el ano. El informe
_MG_1103 (1) (1) (1) (1)

Un ladrón terminó muerto en medio de un linchamiento del que participaron el joven al que le había robado la moto horas antes, y un grupo de vecinos del barrio San Miguel, ubicado en el extremo sudoeste de San Miguel de Tucumán.

Todo comenzó en la tarde del viernes, cuando Esteban Darío Andrade fue despojado del rodado por dos motochorros en la esquina de las calles Vicente Gallo y Malabia, cuando se dirigía a su trabajo en una empresa de transporte.

Luego de hacer la denuncia en sede policial, el joven de 27 años decidió salir a buscar por su cuenta a los ladrones, acompañado por un amigo.

Hacia la noche se toparon con los malvivientes en la intersección de Vicente Gallo y López Mañán.

Cuando personal policial llegó a esa esquina se dieron con un grupo de personas que golpeaba a uno de los sospechosos que no pudo escapar, como si lo había hecho su cómplice.

No fue fácil para los uniformados dispersar a los enfurecidos vecinos. Cuando por fin lo lograron y personal del 107 pudo revisar al motochorro, comprobaron que ya había fallecido.

En un principio pensaron que el deceso se debió a los golpes recibidos, pero luego descubrieron que había sido alcanzado por un disparo en la espalda.

El ladrón fue identificado como Gonzalo Rafael Risso, de 20 años, quien se domiciliaba en el barrio Alejandro Heredia.

Andrade quedó aprehendido y su motocicleta fue hallada en la casa del suegro del ladrón muerto.

Según los reportes policiales, se trató del cuarto caso de linchamiento registrado ayer. Entre los otros figura uno en el cual un asaltante habría sido agredido sexualmente con la introducción de un palo en el ano.

Las que no te podes perder