Protesta de manteros y carreros: “Hay una vocación seria de solucionar el problema”

Municipal 28 de octubre de 2020
Bernardo Racedo Aragón, coordinador de Planificación y Control de Gestión, indicó que “los pedidos son entendibles” y tratarán de llegar a un consenso para mantener la fuente de trabajo.
racedo aragon

Luego que un grupo de carreros y manteros se manifestaran en las puertas del Centro Cívico Municipal para reclamar por la difícil situación económica que atraviesan producto de la pandemia, Bernardo Racedo Aragón, coordinador de Planificación y Control de Gestión, en diálogo con InformateSalta, aseguró que “hay una vocación seria de solucionar el problema y mantener la fuente de trabajo”.

Con respecto puntualmente a los más de 500 manteros de Capital, indicó que la relación de convivencia que existía con el comercio se quebró a raíz de las restricciones impuestas por la pandemia. “Cuando quisieron colocarse en la plaza y en las peatonales en un determinado horario, obviamente los comercios dijeron 'no basta', no vengan porque estamos mal, estamos en situación crítica”, afirmó.

En ese sentido, indicó que abrieron una rueda de diálogo para tratar de encontrar una solución. “Los hemos escuchado, y hemos visto razonables los pedidos que hacen, ellos han hecho una propuesta que me gustaría planteársela a la Cámara de Comercio,  somos conscientes de cómo les ha mermado la venta y la crisis que están viviendo también”, indicó.

En ese marco, indicó que intentarán encontrar una forma de convivencia ya sea en horarios o en espacios para que todos puedan trabajar. “Esta decisión va a durar lo que dure la pandemia, no va a ser de por vida que los colectivos no van a andar después de las 10 de la noche, ni tampoco que el comercio no va a funcionar los domingos, todo va a ir gradualmente volviendo a la normalidad”.

Por otro lado, también se refirió a la problemática de los más de 100 carreros de la ciudad, y se comprometió en intentar paulatinamente ir arreglando las motocargas que utilizan para llevar adelante su actividad laboral. “Hemos tenido un poco de mala suerte, primero porque las marcas de las motos entró en quiebra, hoy hay escasez de repuestos, y de herramientas para poder solucionar la problemática que se va presentando con algunos motocarros”, dijo.

En vista de ello, Racedo indicó que pidieron auxilio a gente conocida de la industria de la moto. “Nos hemos comprometido quincenalmente a entregar dos motocarros arreglados, porque creemos que ese ritmo lo vamos a poder sostener e ir viendo gradualmente como solucionamos”, expresó.

Por último, indicó que se reunirán con todos los sectores para tratar de consensuar una propuesta a corto, mediano y largo plazo que pueda contener la problemática. 

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar