Un marplatense se hizo una “lipo” y para recuperar la plata acusó al cirujano de abusar de su mujer

Nacional 07 de noviembre de 2020
lipo

Un hombre marplatense pagó 300 mil pesos por una cirugía estética. Y como quería recuperar la plata, se le ocurrió un plan: extorsionar a su cirujano, a quien le pidió la misma suma para no acusarlo del abuso sexual de su esposa.

La historia tuvo su origen el 30 de julio. Ese día, según consta en la denuncia, el cirujano le realizó una lipoabdominoplastía al acusado, de 44 años.

La intervención fue exitosa, aunque unos días después, el hombre que había sido operado regresó al consultorio para hacerse revisar un edema. El médico le realizó una ecografía, le recetó antibióticos y reposo, y lo citó para un nuevo control al día siguiente.

Entonces el acusado decidió ir con su esposa, quien se mostró interesada en realizarse una operación en los glúteos. El cirujano le anticipó que no habría problemas y le agendó una consulta.

Al día siguiente, comenzó la trama de terror para el médico. Lo primero fue una llamada del hombre de la lipoabdominoplastía: lo acusaba de haber manoseado a su mujer en la consulta del día anterior. Y empezaron los insultos y las amenazas de muerte.

“¡Te voy a matar, te voy a matar! ¡Voy a ir a tu casa y te voy a cagar a tiros a vos y a tu familia!”, le dijo por teléfono. Y lo siguiente fue un pedido: que le pagara 300 mil pesos, lo mismo que había costado la operación. A cambio, las intimidaciones cesarían.

El cirujano se negó y la historia acumuló más tensión: según el diario La Capital de Mar del Plata, el marido de la mujer se dirigió a la clínica privada donde trabaja el médico y realizó una pegatina de afiches acusatorios, además de continuar con las amenazas.

El caso finalmente llegó a la Justicia y Lorena Irigoyen, titular de la Unidad Fiscal N°13, comenzó la investigación. Enseguida descubrió algo: el extorsionador ya había hecho lo mismo con otro cirujano.

Allí se ordenó la detención del hombre y la DDI marplatense lo fue a buscar a su casa del barrio Parque Luro, cerca del centro de la ciudad. El acusado logró escapar, pero no llegó muy lejos: lo detuvieron en la avenida Colón, esquina Buenos Aires. Decenas de curiosos y hasta vecinos en los balcones de los edificios completaron la escena.

El detenido fue alojado en la Unidad Penal 44 de Batán y se espera que en las próximas horas declare ante la fiscal Irigoyen.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar