La exposición al ruido y sus consecuencias para nuestros órganos auditivos

Salud 10 de noviembre de 2020
Uno de los problemas más graves de nuestro mundo moderno es la contaminación acústica, que la OMS llama la "plaga de nuestro tiempo". Además de muchos efectos sobre la salud, el ruido persistente también puede provocar pérdida de audición.
Gritos ruidos acustico

¿Qué es el ruido?

El sonido es una onda mecánica que se propaga en un medio flexible como el aire. El oído humano detecta las fluctuaciones de presión provocadas por las ondas sonoras. Llamamos ruido a aquellos sonidos desagradables e hirientes que tienen un efecto perturbador en nuestra vida diaria, trabajo y descanso. El ruido industrial o ambiental constante también puede causar daños auditivos, dependiendo de su intensidad y nivel de presión sonora.

Nuestro órgano auditivo

Nuestro órgano auditivo, que también es parte de nuestro órgano de equilibrio, es la cóclea externa, que contiene el tímpano, que recibe los sonidos entrantes, el oído medio, que amplifica estos sonidos muchas veces, y el oído interno, que convierte los sonidos en eléctricos. impulsos y los transmite. a los nervios auditivos y luego al cerebro. El oído humano puede detectar sonidos entre 20 y 20 000 Hertz. (El habla humana es de aproximadamente 60 decibeles).

Los sonidos de 90-100 decibelios ya tienen un efecto negativo en nuestros oídos, y 130-140 decibeles ya pueden causar dolores de cabeza y audición. Los efectos del ruido en el cuerpo también dependen de la edad, la salud y el estado mental, el entorno de vida y la situación social de cada persona. La exposición al ruido presenta graves riesgos para la salud desde una edad temprana. Nuestros oídos no pueden excluir ningún sonido, por lo que están expuestos a efectos de sonido continuos.

Cada año, más y más personas sufren pérdida auditiva debido al ruido.

Los estudios muestran que el número de personas cuya audición se ve afectada por el ruido aumenta constantemente. Los sonidos de automóviles, máquinas de trabajo, trenes y ladridos de perros que se infiltran en nuestra casa día y noche son extremadamente desagradables. Para quienes viven en condominios, los ruidos domésticos, la música fuerte, las peleas de los pisos vecinos son una gran molestia.

En los lugares de trabajo, en las oficinas diáfanas, los sonidos de máquinas, computadoras, teléfonos, dispositivos técnicos y la conversación de los colegas están presentes como una carga de ruido constante a nuestro alrededor. Los ruidos constantes perjudican nuestra capacidad para concentrarnos y recordar, por lo que el desempeño de nuestro trabajo también puede deteriorarse significativamente. Los sonidos hirientes pueden causar dolores de cabeza, nerviosismo y tensión, o incluso depresión. Debido a los crecientes problemas de salud, nos vemos obligados a tomar bajas por enfermedad con más frecuencia, lo que también puede ir en detrimento del trabajo.

Síntomas de pérdida auditiva por ruido.

Uno de los síntomas más comunes es el tinnitus y las molestias de los órganos del equilibrio. Primero, la percepción de tonos altos suele deteriorarse. Los sonidos con una frecuencia de 4000 Hertz pueden causar pérdida de audición de los nervios, lo que se denomina encaje de ruido. La pérdida de la audición de los tonos altos va seguida gradualmente por el deterioro de los tonos profundos, lo que significa que puede ocurrir audición. Dependiendo de la cantidad y duración de la carga de ruido, es posible que no se detecte incluso todo el rango de sonido.

¿Cómo podemos protegernos del ruido?

Si podemos, elija un entorno de vida más tranquilo y pacífico. En el caso de propiedades de nueva construcción, vale la pena considerar las características acústicas de los materiales de construcción al planificar. Los edificios usados ​​o más antiguos casi siempre requieren una modificación del aislamiento acústico. Las superficies planas, duras y de gran tamaño, por su estructura, no son capaces de absorber los sonidos, los reflejan, por lo que se crean ecos muy desagradables, que interfieren con la acústica de las habitaciones, la inteligibilidad del habla. Debido a esto, generalmente levantamos la voz y nos vemos obligados a comunicarnos en voz alta, lo que también es perjudicial para nuestros órganos auditivos.

Hoy en día, tenemos una amplia variedad de elementos acústicos que son excelentes para reducir el ruido. Se recomienda colocar paneles insonorizantes en paredes y techos, cortinas insonorizantes frente a las superficies de vidrio y alfombras acústicas en los pisos, Panel acústico decorativo. Podemos protegernos contra el ruido de manera similar en el lugar de trabajo. Podemos esperar una mejora espectacular en nuestra calidad de vida, estado de ánimo y desempeño laboral si prestamos atención a la reducción del ruido.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar