El Centro Obrajero de Orán gana terreno en el e-commerce junto a su primera directora mujer

Empresas 12 de noviembre de 2020
Rebeca Loutaif asumió la dirección recientemente y desde entonces plantea los desafíos y expectativas de la industria maderera, siendo la primera mujer en este cargo.
Rebeca Loutaif - Centro Obrajero de Orán
Rebeca Loutaif - Centro Obrajero de Orán

Atrás quedaron aquellos primeros pasos dentro de Fabril Maderera, una empresa de la familia de Rebeca Loutaif, dedicada a la producción en ese rubro. Ahora, Rebeca comanda el Centro Obrajero de Orán, siendo la primera mujer en ocupar el cargo de directora.

En diálogo con InformateSalta, la joven licenciada en Administración de Empresas, cuenta que la pandemia los obligó a cerrar desde marzo, pero el 2 de abril fueron declarados esenciales pudiendo así retomar su trabajo.

Fue justamente en medio de la pandemia cuando asumió la dirección del Centro Obrajero de Orán, sabiendo que el panorama traía consigo dificultades y adversidades. Sin embargo, analiza: “nos dimos cuenta de que la gente se volcó a refaccionar sus hogares, o a hacer mejoras con madera, y eso sirvió de repunte”.

En el plano de las dificultades, reconoce que hay problemas a nivel nacional por falta de insumos. Entre sus mayores preocupaciones, explica que “los grandes productores o jugadores que antes vendían en el mercado interno, ahora venden al mercado externo, aunque los acerraderos están trabajando al 100% y no llegan a proveer al mercado interno”.

Sumarse a los cambios

Constantemente se piensa en la relación que tiene esta pandemia con las nuevas tecnologías y las nuevas formas de vender. En este sentido, Rebeca reconoce que es un sector más tradicional, aunque los números demuestran que el e-commerce de muebles y maderas crece exponencialmente.


“Las empresas están empezando a entender que el camino es por ahí, con la tecnología. La venta de muebles creció un 300% en e-commerce, a pesar de ser un sector tradicional sabemos que es el camino al que amoldarse”.


En torno al su designación como directora del Centro Obrajero de Orán, Rebeca dice que siempre se sintió cómoda en ese rubro marcadamente masculino. “Desde el primer día fui la única mujer en las reuniones pero siempre me trataron de igual a igual”, reconoce y añade: “que me hayan designado para conducir el Centro Obrajero lo vivo con orgullo y responsabilidad para mostrar que las mujeres podemos estar en cualquier posición y demostrar nuestro potencial”.

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar