ISEPCi: Más del 60% de los hogares en villas y asentamientos son indigentes

Sociedad 27 de noviembre de 2020
asentamiento

Así lo revela el Indicador Familiar de Acceso a la Alimentación (IFAL), un relevamiento en el que se realizaron 20.260 entrevistas presenciales a hogares en 22 provincias de nuestro país. 

Un 27% de las familias de los barrios populares tienen ingresos de menos de 10 mil pesos y otro 37% no llega a los 20 mil pesos. Es decir que el 64% de los hogares en villas y asentamientos son indigentes. El tamaño promedio de los hogares es de cinco integrantes. El costo de la canasta básica alimentaria en octubre, para un hogar de cinco personas, fue de $21.783. Así, las familias necesitaron 21.783 pesos para no caer en la indigencia (o 52.496 para no ser pobres), pero debieron sobrevivir con menos de 20 mil.

asentamiento ampliacion parque la vega

Todos los encuestados en esta investigación recurren a la asistencia alimentaria. Los comedores populares y los bolsones que reparten las escuelas son las vías más utilizadas para conseguir alimentos. Aún así, hay un porcentaje que se está privando de hacer una de las cuatro comidas diarias. Especialmente de la cena: entre las familias que no tienen Tarjeta Alimentar, un 21% manifestó que no está cenando. Entre las que tienen la Tarjeta Alimentar, ese porcentaje se reduce a 16 de cada cien.

Sólo el 5% de los encuestados dijeron que la Tarjeta Alimentar les alcanza para comprar durante todo el mes. El monto de la tarjeta es de 4 mil pesos para madres beneficiarias de la AHU con un niño o 6 mil para madres con dos o más niños. Al 55% le alcanza para dos semanas, y a otro 22% les dura una semana. Esto se ha ido agravando con la inflación.

ollas1

Debido a que la Tarjeta Alimentar es para madres que reciben la AUH con niños de hasta 6 años, existe una franja que, necesitando de este refuerzo económico, no lo tiene. Están en esa situación de carencia el 19% de los hogares de barrios populares con niños o adolescentes. La razón por la que no cobran la AUH es principalmente que alguno de sus padres tiene salario familiar (en un 90% de los casos), pero el problema es que se trata de salarios tan bajos que quedan por debajo de la línea de pobreza. Otro motivo es que hay niños que carecen de DNI (Un tema al que el gobierno viene dándole una respuesta).

El Ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, señaló la importancia del estudio para repensar y mejorar políticas públicas dirigidas a los sectores poblaciones que están transitando en peores condiciones socio-económicas la presente crisis. Señaló que: “el IFAL va a servir durante mucho tiempo, en un contexto tan difícil en la Argentina, para repensar y encarar varias políticas públicas” y que la metodología de investigación- acción participativa es una herramienta que refleja con veracidad lo que está pasando en los barrios con situaciones más críticas.

informe

Rudnik resaltó que: “si bien la Tarjeta Alimentar es una ayuda importante para las familias que la reciben, es claro que no soluciona sus necesidades básicas de alimentación, mientras que es importante saber que las familias que no la reciben igualmente sufren de serias deficiencias alimentarias por lo limitado de sus ingresos, por lo que es indispensable incrementar los montos de la tarjeta y ampliar el espectro de llegada a todas las familias que están en condiciones de pobreza o indigencia mediante el aumento de la edad tope de los hijos de las familias beneficiarias, que hoy está en seis años.

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar