Bebé récord: “tiene” 27 años y es dos años menor que su mamá

Medios 02 de diciembre de 2020
bebe

Una bebé de Tennessee, Estados Unidos, entró en la historia: el embrión estuvo congelado durante casi 28 años, en conservación, y la niña nació hace poco más de un mes, saludable, con un peso de 2 kilos, 780 gramos.

Molly Everette Gibson, la hija de Tina y Ben Gibson, estuvo casi tres décadas como embrión congelado, estableciendo un nuevo récord conocido según el personal de investigación de la Universidad de Tennessee. Biblioteca médica de Preston.

Molly nació de un embrión que fue congelado en octubre de 1992, solo 18 meses después de que su madre, Tina, ahora de 29 años, naciera en abril de 1991.

De esta forma, la pequeña Molly batió el récord que hace tres años había conseguido su propia hermana, Emma Wren Gibson, cuyo embrión había estado congelado por 24 años. La pequeña nació sin complicaciones en noviembre de 2017.

 
Molly y Emma, las hermanas que son prácticamente idénticas.

El embrión permaneció bajo fríos extremos desde octubre de 1992 hasta el 12 de febrero este año, cuando fue implantado en el útero de Tina Gibson. La madre tiene ahora 29 años. El procedimiento se llevó a cabo en el Centro Nacional de Donación de Embriones (NEDC, por sus siglas en inglés), una organización de la ciudad de Knoxville, en el estado de Tennessee.

“Esta es una prueba de que ningún embrión debe descartarse jamás, ¡ciertamente no porque sea ’viejo’”, dijo el doctor Jeffrey Keenan, director médico del centro de salud. “Es también un testimonio del excelente trabajo de embriología de Carol Sommerfelt. Quizás sea la embrióloga más destacada del país cuando se trata de descongelar embriones congelados. Y, por supuesto, es un testimonio de lo bueno que es Dios y de su infinita bondad y amor", agregó, según publicó el medio británico The Mirror.

 
La familia se hizo viral en todos los medios del mundo.

Carol Sommerfelt, embrióloga del laboratorio de NEDC, recalcó que la tecnología utilizada durante los últimos años contribuyó a preservar embriones para su uso futuro y en un marco de tiempo indefinido

Por su parte el matrimonio considera este nacimiento como una “bendición en medio de un complejo 2020”. Sin ir más lejos, la implantación del embrión se produjo semanas antes que comenzaran las restricciones en Estados Unidos por la pandemia de coronavirus.

 
El embrión fue preservado durante casi 30 años. Foto: EFE.

“Con mi esposo generalmente reflexionamos sobre lo que ocurre. A veces le pregunto ‘¿Puedes creer que ya tenemos dos hijas?’. Podríamos ser padres de muchos niños, es maravilloso”, indicó.

Ya en 2017, cuando nació su primera hija, el matrimonio había indicado a CNN que llevaban años de lucha y frustración por los problemas de infertilidad que tenía Tina.

“Puedo decir que aún no puedo creer que soy madre de dos niñas hermosas. Muchos decían que me acostumbraría durante el embarazo, pero aún me sorprende lo que logramos”, concluyó. /Clarín

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar