La nueva teoría china que indica que el coronavirus llegó desde otro país y señala a la Argentina

Coronavirus 03 de diciembre de 2020
china

El origen del Covid-19 aún es un misterio, sin embargo la teoría científica más aceptada y difundida en el mundo es que surgió en un mercado en la ciudad de Wuhan, en China.

Fue en esa localidad desde donde llegó el pasado 31 de diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió reportes de presencia de neumonía, de origen desconocido.

Rápidamente, a principios de enero, las autoridades de este país identificaron la causa como una nueva cepa de coronavirus. La enfermedad ha ido expandiéndose hacia otros continentes como Asia, Europa y América.

En cuanto a su comienzo, todavía no se ha confirmado el posible origen animal del COVID-19. Sin embargo no cabían dudas de que ese país tenía algo que ver.

Es más, hay otras teorías menos científicas y más populares que hablan de que la nueva cepa de coronavirus se produjo a propósito en un laboratorio y otra más bizarra que habla de hasta una sopa de murciélago.

Con los ojos del mundo puestos en China, desde ese país han comenzado en los últimos días a afirmar en medios internacionales que el coronavirus no se originó ahí y que les llegó de otro país. Su teoría dice que ellos fueron los primeros en padecerlo y hacerlo público pero no su origen.

Funcionarios chinos vienen insistiendo con este tema y han denunciado que hasta el día de hoy han encontrado coronavirus hallados en envases y en alimentos importados desde otros países.En ese contexto es en el que entra la Argentina. Ya que algunos funcionarios chinos llegaron a decir que así como lo detectaron ahora, hace un año podría haberles llegado en carne vacuna argentina como lo encontraron ahora.

"Además, China lleva tiempo haciendo especial hincapié en los positivos por restos de coronavirus hallados en los envases de comida congelada procedente del extranjero, el último registrado hace unos días, en carne de ternera argentina. Según sus autoridades sanitarias, pequeños rebrotes como el surgido en la localidad costera de Qingdao se debieron al contacto que algunos estibadores tuvieron con estos paquetes. Esto ha llevado a algunos de sus expertos a sugerir que esa podría ser la vía por la que el patógeno entró en Wuhan para, desde el mercado, propagarse por la ciudad", publica el diario español La Vanguardia.


Sin embargo, la mayoría de científicos occidentales cree que estos casos en los congelados representan un riesgo muy bajo para generar un brote importante. Un positivo “no indica un virus infeccioso, solo que alguna señal del virus está presente en esa superficie”, explicó Andrew Pekosz, de la Universidad Johns Hopkins, a Associated Press. “No he visto datos convincentes de que el Sars-CoV-2 en un envase de alimentos represente un riesgo significativo de infección”. /Vox Populi

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar

Sorteo