Escándalo del Narco Jet: Tras la condena se conocen más detalles de la operación

Justicia 13 de enero de 2021
narcojet1

A casi un año del escándalo del “Narcojet” que involucró a Salta debido a que el plan de vuelo fue trazado de Salta a México, con la sola intención de disfrazar el trayecto como un viaje destinado al transporte de dos personas que debían abordar en el aeropuerto locales, la justicia mexicana ya dictó la primera condena por el caso: 9 años y dos meses de prisión a los dos pilotos, según pudo conocer de forma exclusiva InformateSalta.


pilotos del narcojetEscándalo del “Narcojet”: condenaron en México a los dos pilotos que partieron desde Salta


Pero luego de la condena se pudo conocer que un cartel mexicano habría sido quien organizó la operación bajo la responsabilidad de un hombre llamado  Salvador Sánchez Chávez, conocido en México como el “Toro”. Este sujeto contó con la ayuda de un ex jefe de antinarcóticos de la policía y un funcionario de la Dirección de Aeronáutica, ambos de Bolivia.

En el marco del juicio que condenó a los pilotos Aldo López Matienzo y Miguel Blásquez Vallejos, surgieron varias revelaciones en torno a cómo se organizó la operación que se pretendía coronar con más de una tonelada de cocaína.

Entre ellas, aparece un personaje que domina la escena desde un inicio. Se trata de Salvador Sánchez Chávez, alias "Toro", a quien se lo describe como integrante de un importante cartel de México.

narcojet1

Según las investigaciones realizadas por la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico, de México, contenidas en 10 cuerpos de expediente, Sánchez Chávez habría arribado a Bolivia en 2019 con el objetivo de negociar la compra de la droga, como así también su traslado, tanto desde la región de Beni al aeropuerto de Guayaramerin cómo a México.

Al respecto, la hipótesis de la justicia indica que el cargamento de droga provino por agua hasta la localidad boliviana de Riberalta, al parecer, la cocaína fue adquirida a carteles de la región de El Chapare.

Una vez que piso tierra en Riberalta, la droga fue transportada al aeropuerto de Guayaramerín. Según la FELCN, los 1.230 kilos de cocaína fueron ocultos bajo una carga de tierra en una "volqueta Mercedes Benz", propiedad de una empresa de construcción de esa región.

Pero para mayor seguridad, pues había mucho en juego para suponer que una carga semejante podría evadir los controles de seguridad simplemente con un manto de tierra por encima, se dispuso una fuerte custodia armada desde Riveralta hasta Guayaramerín.

Fue así como, la “volqueta” escoltada por una camioneta Toyota y un utilitario, de la misma marca, en cuyo interior iban varios hombres armados, llegó hasta la pista de Guayaramerin, donde la carga pasó de la “volqueta” al “narcojet”.

El 29 de enero del 2020, llegada la hora y por aire, los dos pilotos Blásquez Vallejos y López Matienzo, que ya habían salido del aeropuerto de Salta, aterrizaron en la pista de Guayaramerin, una escala no consignada en el plan de vuelo.

narcojet2

La operación y la declaración de un imputado 

Salvador Sánchez Chávez, a todo esto, aparece citado por la FELCN como el "capo narco" que llegó, primero a Santa Cruz de la Sierra, con la misión de "organizar" y "custodiar" la operación. Según la justicia, Sánchez Chávez registra, al menos, tres ingresos a Bolivia desde 2016.

Para esta tarea, Sánchez Chávez tuvo como "mano derecha" local a Orlando Araujo Becerra, un ex capitán de antinarcóticos de la Policía de Bolivia, quien habría sido clave en la logística del traslado de la droga desde El Chapare al aeropuerto de Guayaramerin.

Como sucede en la mayoría de las pesquisas de narcotráfico, los investigadores de la FELC contaron con la ayuda de un imputado colaborador, quien reveló los detalles de la trama aérea de la operación, datos que terminaron por ser confirmados por la fiscalía.

En este caso, el imputado, perteneciente al personal del aeropuerto de Guayaramerín, contó que el 24, cinco días antes de que arribara el Jet procedentes de Salta, tomó contacto con el excapitán Araujo en Guayaramerín, en el departamento de Beni.


BeniNarcojet: Beni, el paraíso de los vuelos “narcos” en Bolivia


En esa charla, Araujo le habló del avión con matrícula N18ZL, charla en la que también estuvo presente Salvador Sánchez Chávez. “Le dije que yo no tenía potestad de autorizar el ingreso o salida de aeronaves, de vuelos internacionales, y le mencioné el nombre de la autoridad máxima de la Dirección Regional de Aeronáutica Civil, DGAC, Arnaldo Pinto Roca, y que es con quien debían hablar”, aportó el imputado.

Dos días más tarde, el 26 de enero, alrededor de las 10, el mismo declarante reveló que recibió un llamado del “Toro”, quien lo citó a un encuentro allí en la misma Guayaramerín. La cita fue en la habitación 4 del hotel Monte Cristo, donde ambos conversaron sobre el avión que debía llegar el 29 de enero para buscar la droga.

“Ahí había otra persona que se encontraba en la cama, la misma que no participó en la conversación”, sostuvo el testigo, quien agregó que en la charla, el mexicano le aseguró que ya “había coordinado con Arnaldo Pinto Roca y que el vuelo estaba arreglado”.  

Un vuelo ilegal

El imputado también indicó que habló, a través del teléfono del celular del mexicano, con el comandante, el piloto Aldo López Matienzo, quien le indicó que iba llegar y que todo estaba arreglado con Arnaldo Pinto Roca. El 28 de enero, en tanto, cuando ya estaba en su trabajo como controlador del tránsito aéreo en el aeropuerto de Guayaramerín, apareció el comandante de aviación civil Arnaldo Pinto Roca. 

“Me comunicó que venía una aeronave como vuelo internacional. Le pregunté dónde está la autorización de ingreso de la nave matrícula N18ZL, me respondió que era un vuelo que él iba a arreglar con las autoridades de la DGAC. Yo le manifesté de que el vuelo era ilegal, y me respondió: ‘Eso es un asunto mío’.”.

Llegado el momento, la nave aterrizó en la pista sin instrucciones del control de tránsito aéreo. “El piloto no se identificó, solo me dijo que estaba con una emergencia y aterrizó sin autorización, cargó combustible a la nave y se dirigió a una pista anexa”.

“Fue a la pista 1/6 donde estuvo parqueado. Llegaron dos camionetas, descargaron varios bolsones grandes y los subieron al avión N18ZL que cerró sus puertas y efectuó un viraje de 180 grados y despegó con rumbo desconocido”, agregó el controlador, quien al ver la foto del “Toro” no dudó en reconocerlo como el mexicano que llegó y coordino toda la operación.

“Sí, lo conozco. Le dicen ‘Toro’, él tiene acento mexicano y es amigo del capitán Orlando Araujo. Ellos siempre venían a la cancha de la mutual del segundo anillo y Tres Pasos al frente. Llegaban con otra persona más que no la conozco y se sentaban en las gradas. A este mexicano, ‘Toro’, lo vi en Guayaramerín”, afirmó.

De esta manera, la FELCN y la Fiscalía pudieron cerrar el cerco en torno a esta operación, aunque no pudieron ir más hacia arriba, pues los pilotos, al igual que Araujo y otros cinco imputados más que tiene el caso, entre ellos el mismos “Toro”, se mantienen en silencio respecto a quien iba dirigida la droga interceptada.

       

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar