Cómo la pandemia aceleró fuertemente la fuerte demanda de juegos

Sociedad 27 de febrero de 2021 Por InformateSalta
juegos on line solitario

Y seguramente llegó ese momento en que, un domingo a la noche, cuando ya habías hecho todo lo que tenías pendiente, te pusiste a jugar al Solitario en la mesa de la cocina o del comedor. Es que la cuarentena preventiva por la pandemia del COVID-19 nos llegó a buscar en los mazos, en los tableros, en las consolas y en los dispositivos la diversión que estuvimos necesitando para distraernos durante el largo confinamiento preventivo.

Es que la pandemia aceleró fuertemente la demanda de juegos, los que se volvieron necesarios para poder sobrepasar aquellas semanas de encierros, pero también permitieron un reencuentro de cada uno con sus temáticas favoritas: estuvieron quienes apostaron a desempolvar los dados, las damas y el ajedrez, pero también quienes se volcaron a la tecnología.

Pese a lo negativo en lo sanitario, la pandemia impulsó a las grandes compañías de videojuegos a dejarlo todo en la programación de nuevas ofertas, títulos y retos con los cuales jugar. Ya sea empresas como Microsoft o Sony, a través de la Xbox o de la PlayStation, todos los que se dedican a la industria de los videojuegos pusieron primera para que no faltaran nuevos juegos para divertirse en el año que pasó. Incluso el Foro de Davos le dio un valor de
U$S 159 millones al rubro “gamer” para el 2020

“SpiderMan: Miles Morales” entusiasmó a las nuevas generaciones que combinaron el joystick con el personaje de Marvel que promete más aventuras a futuro, pero también están quienes ansiaban disfrutar de títulos como Final Fantasy, franquicias que se renuevan y tienen a sus públicos ansiosos por ver qué habrá de nuevo. En ese ámbito Nintendo no se quedó atrás, ya que lanzó al mercado los juegos Pokémon Shield y Pokémon Sword para su consola Switch.


Pero si de éxitos hablamos, uno de los juegos que supo tener una demanda muy fuerte ante su novedad fue Fall Guys: no faltaba aquel que descargó su juego en su consola para pasar horas y horas de diversión.

A éste hay que sumar un juego que acaparó gran parte del año y que sus servidores fueron demandados por miles de usuarios: No cabe duda que AmongUs marcó un antes y un después en la cuarentena, ya que de pronto todos estuvimos pasando de “motores” a “electricidad” en la nave, tratando de encontrar quienes eran “los impostores”.

Tal fue el fervor por el juego que los Gammers pasaron grandes horas transmitiendo sus partidos, como ser el caso del ‘mapache Lawler’ que aún lo juego todas las noches por Facebook.

Y si bien hay juegos como Minecraft, Free Fire o Fortnite que nunca dejan de pasar de moda, que también ayudaron en la pandemia, no hay que dejar de lado el entretenimiento en casa, donde entretener a la familia significó ir al placar a buscar las cartas para jugar una tradicional partida de FreeCell, a quien muchos conocimos como Carta Blanca en la computadora cuando no había internet, pero que ahora redisfrutamos con partidas online.

Más allá de la tecnología, las jugueterías tuvieron una demanda también importante de los juegos de mesa: nada cambia la emoción de hacerse rico jugando al Monopoly o conquistando el mundo en el TEG, ni hablar de la rivalidad que aumenta acorde se van hundiendo los barcos en la Batalla Naval.

Cuando la gente vio que el aislamiento se iba a extender, los tableros del ludo, de las damas, del backgamon, de la Oca inclusive, volvieron a la mesa a divertir a grandes y chicos por igual. Fue la oportunidad de las casas de juegos de ofrecer entretenimiento familiar, con buenos resultados y acompañando a las familias en, por ejemplo, elegir el mejor paisaje repartido en 600 piezas que debían encajar armando un nada menospreciable rompecabezas, el cual tuvo un aumento de ventas del 3000% en Amazon.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar