¿Llegará la segunda ola a Argentina? Esto dicen los especialistas

Coronavirus 28 de febrero de 2021
segunda o,la

La gran pregunta que se hacen los especialistas hoy es: ¿llegará una segunda ola de coronavirus a Argentina? Para el inmunólogo Jorge Geffner, la respuesta es: “Es muy probable que sí. Ahora llegaron más vacunas. La idea era tener 8 o 9 millones entre enero y febrero, pero no se llegó. Nadie sabe cuándo se iniciará ni la magnitud de la segunda ola, pero no tendremos la inmunidad de rebaño del 70% de la población, así que es muy probable que se sufra una segunda ola”.

La reincorporación de la presencialidad en los trabajos, el comienzo de las clases y reapertura de cines y la llegada del otoño, encendieron las alarmas.

 Hoy, nuestro país cuenta con tres vacunas: la Sputnik V, del laboratorio Gamaleya; la Covishield, de AstraZeneca y la BBIBP-CorV de la china Sinopharm. Las dos primeras utilizan un vector viral mientras que la tercera virus inactivado químicamente. Para los expertos, aunque sean diferentes productos y su eficacia sea distinta, eso no es un problema y se aplicará la que esté disponible.

“En términos de eficacia, estas vacunas de dos dosis tienen una eficacia final similar. Hay más diferencias con las de una sola dosis, como la de Janssen (vía Johnson y Johnson), de un 72% aproximadamente”, comentó Francisco Nacinovich, Jefe de la sección infectología del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires.

“Todas las vacunas que hay en la Argentina son excelentes y muy eficaces. En cuanto a prevención de la enfermedad severa tienen más del 90%; la combinación poblacional no importa, siempre que las dos dosis sean del mismo producto”, agregó Geffner, y aseguró que “la inmunidad será de un año, así que después será indistinto seguir con cualquiera”.

De hecho, algunos consideran que el vacunagate terminó jugando a favor de los fármacos. Un ejemplo de esto pasó en Polonia, donde la población renuente a vacunarse terminó volcándose a recibir su dosis al ver como políticos y celebridades se “salteaban la fila”, según comenta en una nota la Deutsche Welle.

De cualquier manera, todos los gobiernos saben que la única manera de conseguir la inmunidad de rebaño es vacunando.

“Las vacunas son buenas y el hecho de que las usen o distribuyan torpemente no debería afectar la confianza en ellas. Los medios juegan un rol cardinal en ese sentido”, agregó Nacinovich.

En nuestro país ya hay 1,7 millones de vacunas de las cuales poco más de un millón ya fueron aplicadas. Chile sorprende con sus 3,3 millones de habitantes inmunizados. En Uruguay la campaña comienza el lunes mientras que Brasil ya inoculó a 8,3 millones de habitantes.

“En Chile fueron mucho más pragmáticos, y tuvieron menos discusiones sin sentido y lo pudieron efectivizar. Lo que no pudieron con la pandemia, lo lograron con la vacunación”, comenta la directora de grupo en el Laboratorio Vacsal de la Universidad de La Plata e investigadora principal del Conicet, Daniela Hozbor.

Todavía existen dudas acerca de los requerimientos de Pfizer para la compra de vacunas. Esta semana, la revista peruana Ojo público, mostró algunos de los pedidos de la farmacéutica estadounidense a los gobiernos latinoamericanos, incluso con los que llegó a un acuerdo, que incluían la colocación en los acuerdos de activos soberanos como seguro de caución.

Al mismo tiempo, el miércoles pasado se puso en funcionamiento el Covax, mecanismo de la Organización Mundial de la Salud para proveer de vacunas de manera equitativa, logrando su primer envío simbólico con 600.000 dosis a Ghana y a Costa de Marfil. Argentina participó con un pago equivalente a nueve millones de vacunas y se espera que 2,2 millones lleguen, posiblemente en abril.

Como la vacuna de Sinopharm no fue aprobada para mayores de 60 años, se decidió utilizarla para inocular a docentes. “Seguramente habrá aprobaciones posteriores, como ocurre con otras vacunas en otros países; ya que primero hay aprobaciones preliminares y después más completas, todo depende de los datos que el sponsor (la compañía) otorgue”, comentó Ricardo Rüttimann, miembro de la Comisión Nacional de inmunizaciones del Ministerio de Salud. “Claro que es buena idea vacunar docentes para no suspender clases, pero para mí el personal de salud y los mayores de 60 años son prioridad”, añadió.

Todavía hay opiniones divididas respecto a la necesidad de vacunarse contra la covid-19 todos los años, pero la sensación es que será un virus que convivirá con los humanos durante mucho tiempo. “No tenemos una respuesta definitiva, pero es posible que haya que colocársela todos los años e ingrese al calendario de vacunación. Al ver la evolución que está teniendo y sus variantes más contagiosas, con algunas que son más resistente a la respuesta inmune, vamos necesitar vacunas que representen la prevalencia de las variantes”, comentó Hozbor. “Sí, este virus nos acompañar por un tiempo largo”, coincidió Geffner.

Fuente: La Nación

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar