El atacante del Capitolio era seguidor del grupo radical Nación del Islam

Internacionales 03 de abril de 2021
atacante

Noah Green, el joven de 25 años que ayer atropelló a la Policía del Capitolio y fue posteriormente abatido por disparos de esa fuerza, se identificó previamente como seguidor del grupo radical conocido como la Nación del Islam, liderado por el polémico ministro Louis Farrakhan.

En su web de Facebook, Green se declaró integrante de esta organización, descrita por la asociación de derechos civiles Southern Poverty Law Center (SPLC) como un "grupo de odio" distinguido por su ideología antisemita. 
Ni la Nación del Islam ni el ministro Farrakhan hicieron todavía alguna declaración pública tras el incidente, según informa Newsweek, citado por la agencia Europa Press.

"Mi fe es una de las únicas cosas que ha sido capaz de llevarme a través de estos tiempos y mi fe se centra en la creencia en el Honorable Ministro Louis Farrakhan como Jesús, el Mesías, el último recordatorio divino entre nosotros", escribió Green en su página.

Farrakhan ha sido durante mucho tiempo una figura prominente y controvertida en Estados Unidos, donde ha desempeñado un papel importante en el movimiento nacionalista negro y también organizó la famosa Marcha del Millón de Hombres en 1995 en Washington, 

Tras atropellar con su coche a la Policía del Capitolio e impactar contra la barrera, Green salió del vehículo blandiendo un cuchillo, momento en el que los agentes dispararon contra él. Falleció tras ser ingresado en el hospital.

"Salió del vehículo con un cuchillo en la mano. Nuestros oficiales se enfrentaron al sospechoso. No respondió a nuestras órdenes. Comenzó a arremeter contra los agentes de la Policía del Capitolio, momento en el que dispararon contra él", explicó la jefa interina de la fuerza, Yogananda Pittman.

Los dos policías heridos, uno de ellos por arma blanca, fueron llevados de inmediato al hospital. El agente fallecido es William Evans, quien había estado en el cuerpo los últimos 18 años y murió a causa de las heridas del atropello.

"Este ha sido un momento extremadamente difícil para la Policía del Capitolio de Estados Unidos, después de los eventos del 6 de enero", agregó Pittman, quien pidió a la población que mantenga en sus oraciones a Evans y a toda su familia.

Se trata del segundo policía del Capitolio que fallece en los últimos meses, después de la muerte del oficial Brian Sicknick, días después del asalto a la sede parlamentaria el 6 de enero, por las heridas sufridas cuando estaba de servicio.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar