“No lo quiero despertar temprano para que no pase hambre”, el mensaje de una madre a la maestra de su hijo

Medios 22 de abril de 2021
madres

Tania Silva, una docente chilena, contó la historia y rápidamente todo el país estaba hablando del tema. El doloroso mensaje de texto que María Pilar Núñez le envió a la maestra para explicar los motivos de su ausencia de su hijo a la clase virtual que estaba a punto de empezar, conmovieron a todos.

Con mucho dolor, la mujer de la localidad de Rancagua le escribió por WhatsApp a la docente, minutos antes de que comenzara la clase, para explicarle que su hijo no iba a poder participar.

El motivo era ni más ni menos que la crisis económica, que afecta a la familia como a tantas otras. La mujer estaba desesperada porque no tenía para darle un plato de comida al chico en el desayuno.

"No se va a poder conectar por algo personal", comenzó diciendo María Pilar en el mensaje que la docente capturó y luego su hermana compartió en las redes sociales. Luego, la mamá, de 29 años, explicó que sentía vergüenza por contar lo que ocurría: "Me da pena contarle, pero le voy a decir para que no piense que faltó por flojo".

En el dramático y muy sincero texto, la mamá aseguró: "Hoy no tengo pancito para que tome desayuno y para el almuerzo tengo para hacer un arroz nomás, solito. Así que, para que no pase hambre, no lo quiero despertar temprano".

Por último aseguró que una vez que el niño amaneciera haría los trabajos y le enviaría todo el material: "Le agradecería mucho su comprensión y si me pudiera mandar lo que están haciendo para hacerlo a lo que despierte y mandarle foto de las tareas".

Después de que la hermana de la docente contara lo ocurrido en Twitter, se generó una enorme ola solidaria, con miles de mensajes de apoyo y ayuda económica de todo tipo para la mujer.

En diálogo con el canal T13, María Pilar, la mamá que se volvió viral contó su verdad y relató que aquella mañana "no tenía para darle desayuno, y para que no estuviera con hambrecita en la clase no lo desperté", dijo.

Tania, la maestra que terminó cambiando el difícil presente de esta familia, contó que leyó el mensaje y no pudo dejar de pensar en aquella historia: "Me dio una angustia tremenda, una pena, yo no paraba de pensar en eso mientras me arreglaba para la clase".

Las redes sociales hicieron el resto. El mensaje se difundió, atravesó fronteras y se comenzaron a organizar donaciones. Llegó dinero y muchos productos alimenticios, también apareció el gobierno local que le cubrió tres meses del alquiler de la vivienda a la familia. "Tania se ganó el cielo entero, me ayudó mucho, me dieron dinero y mercadería", dijo María Pilar conmovida.

También habló el padre del niño, quien había perdido su trabajo por la pandemia. "No me lo esperaba, no entendía nada", contó el hombre que de un día al otro comenzó a ver toda la ayuda que les llegaba.

Ahora el futuro parece tener una luz de esperanza y los rostros de esta familia tienen otro semblante. Incluso ellos también quieren ayudar a otros, ya que fue tanta la ayuda que recibieron, que María Pilar anunció que aquellos que necesitaran se contactaran y ella podría compartirles. 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar