Escándalo: Intendente fue hallado borracho, en camioneta, y con una empleada del municipio

Nacional 09 de mayo de 2021
intendente

Una patrulla del Servicio Penitenciario de Misiones que estaba tras los pasos de un peligroso delincuente que había escapado de una cárcel de Eldorado, encontró a un intendente borracho y en compañía de una travesti en cercanías de un aserradero. El procedimiento terminó en un escándalo porque el alcalde de Eldorado, Fabio Martínez, resistió el procedimiento de identificación que intentaban realizar los guardiacárceles.

Cerca de las 23 de este viernes, el sereno del aserradero alertó a los penitenciarios sobre la presencia sospechosa de una persona en un camino interno de la planta industrial. Su temor era que fuera el reo que en horas de la mañana se había escapado de la Unidad Penal 3, según publica Clarín.

Una patrulla llegó al lugar y rodeó la camioneta Hilux gris, pese a que el conductor intentó escapar. Después de varios minutos, el hombre accedió a descender y rápidamente fue reconocido como el intendente de Eldorado.

En las imágenes se puede observar una gran cantidad de latas y botellas de cerveza dentro de la camioneta. Martinez, que evidenciaba estar alcoholizado, se hallaba en compañía de una travesti a la que llevó a trabajar en la Municipalidad a poco de asumir, hace dos años.

La patrulla de penitenciarios había llegado al lugar con la esperanza de aprehender a Carlos Poncio o Jair Figleski, un delincuente que purgaba una condena de 14 años de cárcel por un homicidio que cometió en 2016 en Misiones.

El interno, que es conocido por el alias “Bola 8” por un tatuaje que tiene en el brazo derecho, estaba en la fase de confianza y había accedido a trabajar en un sector de cultivos que está fuera de la cárcel.

Los agentes penitenciarios que realizan la custodia de los internos en ese sector productivo constataron la fuga a las 8 de la mañana de este viernes e inmediatamente alertaron al Penal, que montó un operativo con apoyo de la Policía de Misiones.

“Bola 8” está detenido desde abril de 2016, acusado de asesinar a un chacarero de Pozo Azul en un frustrado robo a punta de pistola. El crimen ocurrió el 29 de febrero, cuando disparó a quemarropa sobre Elvio Núñez (35), para luego escapar hacia Brasil. Los testigos aportaron un dato clave a la Policía: el homicida tenía en su brazo derecho el tatuaje de una bola de billar.

El delincuente reingresó al país por un paso clandestino, en la localidad de San Antonio, en abril de 2016. Su aspecto había cambiado notoriamente: tenía barba y se había teñido el cabello, pero lo que no pudo ocultar fue el tatuaje de la bola 8.

El asesino usaba una doble identidad. En Argentina tenía un DNI a nombre de Carlos Poncio, mientras que en Brasil tenía una cédula con el nombre Jair Figleski, nacido en la localidad de Frederico Westphalen, en el estado de Río Grande do Sul. Las fichas dactilares cruzadas por autoridades argentinas y brasileñas permitió establecer que se trataba del mismo delincuente buscado a ambos lados de la frontera.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar