"Sólo quise asustarlo": una chica mató a su novio de una puñalada en la calle

Nacional 10 de mayo de 2021
oroño

La joven que se encuentra detenida con prisión preventiva acusada por el crimen de su pareja en Hurlingham, Buenos Aires, en febrero, declaró ante la Justicia. Nadia Navarro Montenegro aseguró que su intención fue defenderse y que solo quiso “asustar” a su novio. El momento del ataque quedó registrado por una cámara de seguridad de la zona.

El Juzgado de Garantías 3 de Morón hizo lugar al pedido del fiscal Javier Ghessi de la Fiscalía 1 del mismo distrito para que recaratule la causa de homicidio simple a homicidio agravado por haberse cometido contra una persona con quien se mantenía una relación de pareja, algo que prevé prisión perpetua.

El funcionario judicial, quien se encuentra trabajando en el cierre de tareas de investigación de instrucción para poder elevar la causa a un futuro juicio oral, entiende con todas las pruebas reunidas que Navarro atacó directamente a Alejo Oroño, de 22 años, a sabiendas de que “podría matarlo con un arma blanca”. La pareja tenía un hijo en común, de 18 meses.

Fuentes judiciales detallaron que la mujer, al ser indagada por primera vez desde que ocurrió el hecho, sostuvo: “No lo quise asesinar, solo quise asustarlo porque tenía miedo al momento de confrontarlo”. Asimismo, agregaron: “Dijo que estaba cansada de Oroño porque no dejaba de molestarla a ella, a su madre y su hijo”.

En otra parte de la declaración indagatoria, que duró casi dos horas, Navarro relató que lo atacó “en defensa propia porque sentía amenazas de la otra parte”. Según las fuentes, sus dichos se contraponen con el video de la cámara de seguridad que forma parte de la causa en donde se puede ver que el joven “en ningún momento hizo gestos de ataque contra ella”.

Mientras la investigación avanza, Ghessi solicitó al Servicio Penitenciario bonaerense el traslado de la imputada a un penal y que abandone la Comisaría de Morón, lugar donde estaba alojada hasta su declaración.

Un prima de la víctima declaró ante la Justicia que él no se animaba a denunciar a su pareja por vergüenza, por ser hombre y que una mujer le pegue. “Ella era muy violenta y maltratadora. Una vez le pegó con un palo”, describió.

El crimen de Alejo Oroño ocurrió el miércoles 10 de febrero a la madrugada, en la esquina de Bustamante y Guevara y Marqués de Avilés, en William Morris. Al parecer, la pareja mantuvo una discusión en plena calle.


El joven recibió una puñalada en el pecho y cayó al piso gravemente herido, mientras que la agresora escapó del lugar. Si bien fue trasladado de urgencia al hospital San Bernardino, murió a los pocos minutos de ingresar.

Efectivos de la comisaría 2da. fueron alertados por el hecho y, después de entrevistar a una serie de testigos y recopilar datos, lograron detener a Montenegro a pocas cuadras de la escena del crimen.

En un primer momento el fiscal Bernardo Kiper, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Morón, la indagó por el delito de “homicidio simple” y en esa ocasión ella se negó a declarar.  /TN

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar