Estudiante de veterinaria murió por coronavirus sin una cama disponible

Coronavirus 23 de mayo de 2021
lara

Lara Arreguiz era una joven santafesina de 22 años que estudiaba veterinaria en Esperanza. En menos de una semana el coronavirus avanzó sobre su cuerpo para cobrarse su vida. El caso de Lara deja al descubierto las falencias del sistema de salud, el cual ante la gran cantidad de casos de coronavirus, está saturado.

El peregrinar de Lara y su familia fue largo, tras ser trasladada a Santa Fe, la joven recibió las primeras asistencias en el Protomédico, donde los médicos confirmaron que tenía covid. Ante la persistencia de los síntomas acudió al nuevo Hospital Iturraspe, donde fue atendida luego de sufrir una descompensación. Una vez que lograron estabilizarla en la Guardia, los médicos le informaron a los padres de la joven que el hospital no contaba con camas disponibles. Tras permanecer varias horas en el nosocomio del norte de la ciudad, fue trasladada en ambulancia al viejo Iturraspe, donde consiguieron una cama que había sido liberada.

La noticia de su fallecimiento generó gran pesar en las redes sociales, amigos, compañeros y conocidos la despidieron destacando la vitalidad de Lara y su amor por los animales. En medio del dolor Alejandro Arreguiz, padre de la joven relató en declaraciones al sitio Informercury.com.ar, el duro peregrinar que tuvo que padecer para conseguir una cama para su hija. Los síntomas de Lara comenzaron el jueves 13 de mayo, cuando en comenzó con una leve tos. El síntoma persistía y la joven pidió a su madre que la fuera a buscar a Esperanza, una vez en su casa le suministraron pufs y nebulizaciones, sin embargo los síntomas persistían. Ese mismo viernes sus padres decidieron llevarla a un efector público. "La llevamos al Protomédico, ya que en los sanatorios si caés con síntomas ni te atienden. En el Protomédico la sentaron en una silla de ruedas como cuatro horas porque no había camas, le hicieron placas y dieron turno para el domingo hisoparla. La llevamos de nuevo a casa", relató Alejandro a Infomercury en relación a la odisea que pasó para que su hija pudiera ser asistida.  

Tras practicarle los estudios pertinentes, los médicos confirmaron que Lara tenía covid.

Este es el relato del papá de Lara:

"Las placas dieron pulmonía bilateral, en solo dos días era impresionante cómo avanzó y le tomó ambos pulmones, por eso se ahogaba. Ahí nos dijeron que la llevemos a casa y que sigamos con nebulizaciones, que consultemos en el Iturraspe si había camas. Fuimos a casa, y se volvió a ahogar. Así que fuimos al nuevo Iturraspe y estaba lleno de gente, nadie nos atendía, hasta que ella se descompensó y cayó al suelo.

Ahí fue cuando un médico o enfermero que pasó, la levantó y se la llevó a la guardia. Ahí le administraron oxígeno y se calmó. Pero nos dijeron que no había camas, así que estuvo hasta las 21hs en la guardia hasta que nos avisaron que en el Iturraspe Viejo había una cama para ella, la llevaron en ambulancia para allá y la pusieron en una sala común covid. Al día siguiente la pasaron a una sala intermedia para controlarle la insulina mediante una bomba de hidratación para controlar los niveles de azúcar. Las enfermeras nos decían que nos tranquilicemos, que ella era una chica joven y fuerte. Yo la iba a visitar todos los días, solo 15 minutos mediante una ventana, muy duro verla ahí sola sin poder hacer nada.

La mamá estaba aislada con covid y no podía visitarla. Ayer jueves, me mandan mensaje desde el Hospital preguntando si no quería ir a verla un ratito, me pareció raro, olía que algo malo podía estar pasando.

Ella era súper pegada a mí, me había pedido que le lleve manzana rallada, una musculosa y una toalla. así que preparé un bolsito y me fui para allá. Cuando llegue estaba de costado, muy mal, con una máscara de oxígeno. Me miraba y me hacía señas que estaba ahogada. Cerraba sus ojitos, yo me quebré, no podía verla así. Vinieron unos enfermeros y me dijeron que ella me tenía que ver bien. Que me vaya a casa y que le avisaban novedades a su mamá.

Cuando llegue a casa, le avisaron a ella que la habían pasado a terapia y la habían entubado. Ahí el mundo se me vino abajo. Nos volvieron a decir que nos quedáramos tranquilos, que era joven, que iba a salir adelante. Pero anoche, a las 3 de la mañana nos avisaron que falleció.


Era un ángel, una chica sin maldad.

A mi se me murió un hermano, pero mi mamá siempre me decía, no hay dolor como la muerte de un hijo, y es así, tal cual, un dolor en el alma que asfixia. Conmigo era seria, media seca, pero yo se que me amaba, ella era mi debilidad. Después de que nos avisan sobre su muerte, tuve que ir hasta SENTIR, al llegar me pidieron su DNI. La mamá me dijo que estaba en su mochila, así que otra vez me fui hasta el Iturraspe a buscar sus pertenencias. Estaban dentro de una mochila.

Cuando meto la mano para buscar el documento, encuentro 4 fotos mías, con ella, me mató, no se porque las llevó, quizás se la veía venir o tenía mucho miedo. La gente no entra en razón de lo que está sucediendo. Muchos dicen que todo esto es mentira. Pero cuando te toca en carne propia hay que vivirlo y es lo peor que te puede pasar estar de hospital en hospital con un ser querido y no tener una cama o un médico que te ayuden. Espero que lo que nos pasó sirva para concientizar a la gente, que esto le puede pasar a cualquiera." En diálogo con Aire de Santa Fe, el periodista Federico Karlen, responsable del portal Infomercury, se mostró conmocionado por la historia que en pocas horas llegó a una importante cantidad de personas.


"Lamentablemente no creo que sea el único caso del país con la situación crítica, pero se que podría ser optimo y oportuno que la historia se conozca", manifestó Karlen. Ante el contexto que atraviesa el país el periodista destacó que el impacto del caso se da por varios factores como la edad y la vitalidad de la joven. "Hoy las redes hacen las cosas más fáciles y se podía ver quién era Lara, una amante de los animales, joven, liberal. No es común que la facultad de las condolencias", destacó. "No es una nota única, suelta o exclusiva porque hay muchos casos de este tipo. Cuando este tipo de historias empiezan a estar cerca nuestro, nos damos cuenta de la gravedad", reflexionó el periodista. /Aire de Santa Fe

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar