En Argentina, sólo el 1,5% de los vacunados presentaron cuadros graves de COVID-19

Coronavirus 31 de mayo de 2021
covid

Más del 86% de los internados por COVID-19 en Argentina no habían sido vacunados al momento de entrar a terapia intensiva. El dato surge del último informe de la Asociación Argentina de Terapia Intensiva, que también advirtió que un 8% de los pacientes con ventilación mecánica están internados en una sala común por falta de camas, consignó Infobae.

“Hay un 8% de pacientes con ventilación mecánica asistida en salas comunes”. Esa es una de las alarmantes conclusiones a las que llegó la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) en el último informe realizado el 28 de mayo y habla de la gravedad por la que atraviesa el sistema de salud del país, tanto público como privado.

Esa situación es una medida de la saturación en la capacidad de camas en las unidades de cuidados intensivos que pasó del 90% del informe anterior (14 de mayo) al 92% actual, siempre teniendo en cuenta pacientes con coronavirus y el resto de las patologías. A un ritmo muy similar se incrementó la cantidad de pacientes con COVID-19 positivo. Del 53% paso al 58%.

El reciente trabajo marca que el 74% de ellos requirió ventilación mecánica -en los cuadros están identificados con la abreviatura ARM- y el 7% cánulas de alto flujo (se las denomina CAFO). Catorce días antes, el 72% había requerido ventilación mecánica.

Solo el 1,5% de los pacientes vacunados con las dos dosis presentaron complicaciones graves ante la enfermedad. El 12,3% se había inmunizado con una dosis. Más del 80% de los internados en terapia no fue vacunado

 “La demanda de camas en la Unidades de Terapia Intensiva (UTI) es extraordinaria”, afirman los especialistas de la SATI cuando revelan la ocupación de camas de terapia a lo largo de la Argentina.

Los especialistas remarcan un punto que de aquí en más será muy importante seguir: de todos los pacientes internados en las UTI, el 86,2% no estaban vacunados. En contrapartida, el 12,3% de los pacientes en UTI con COVID-19 fueron vacunados con una dosis al menos 15 días previo a la internación, y un 1,5% con dos dosis.

Por analogías, el informe demuestra que si se vacunara a un mayor ritmo la cantidad de enfermos graves por COVID-19 bajaría de manera ostensible, tal como lo vienen advirtiendo los infectólogos o el especialista Claudio Santa María, rector de la Fundación de Ciencias de la Salud en una entrevista concedida a Infobae en la cual se informaba que por la evolución de la ocupación de camas UTI públicas y privadas en todo el país 13 distritos figuran en “alerta roja”.

Un punto para tener en cuenta es que el 20% de los pacientes internados tenían falla multiorgánica, es decir, con más de un órgano vital comprometido (como por ejemplo pulmones y riñón) y el 15% tuvieron que ser dializados por la gravedad del cuadro.

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar