“Éramos 5 y ahora somos 2”: la madre que perdió por el Covid a su hijo de 15 años, su esposo y su suegro

Nacional 17 de junio de 2021
5

Una tragedia familiar conmociona a Tucumán en los últimos días. En tres semanas, murieron por coronavirus un chico de 15 años, su papá y su abuelo. “Éramos cinco. En menos de un mes, somos dos”, expresó la madre del adolescente.

El caso ocurrió en Santa Ana, una localidad ubicada en el sur de la provincia, en el Departamento de Río Chico, a unos 100 kilómetros de la capital.

La tragedia comenzó con la detección de los primeros contagios, a fin de mayo. “Esta triste pesadilla empezó el día 27/05, de un hisopado, sin síntomas de COVID. Solo tuve dos desmayos”, describió Ruth Monteros, mamá de Alexis, en una publicación en su Facebook. “Éramos cinco integrantes. En menos de un mes…somos dos”, escribió la mujer.

La tragedia sacudió a la familia entera. (Foto: captura Facebook / Ruth Monteros).

La familia tiene una despensa en la ciudad, en donde creen que pudieron haberse contagiado. Además del joven contrajeron el virus su mamá, su papá Juan, su hermano de 17 años y su abuelo paterno.

Según detalló el medio local Info Aguilares, tanto Alexis como Ruth quedaron internados en el hospital de la localidad vecina de Aguilares. Por su parte, el padre del chico fue trasladado a San Miguel de Tucumán, con una neumonía bilateral. El abuelo y el hermano mayor se quedaron en su casa ante la falta de camas en la zona.

La tragedia comenzó a desatarse con la muerte del abuelo, hace tres semanas. Ocurrió en su casa, mientras era asistido por su nieto de 17 años. Una semana después, murió Juan, el padre, sin saber nada de lo que había ocurrido en las últimas horas, ya que había sido ingresado en terapia intensiva por el agravamiento de su cuadro.

Mientras tanto, la salud de Alexis comenzó a deteriorarse y tuvo que ser trasladado a la ciudad de Monteros, donde lo intubaron. El fin de semana fue dada de alta la madre, que lo acompañó hasta el martes, cuando finalmente murió.

El adolescente y su hermano mayor asistían al Instituto Técnico de Aguilares. El miércoles los alumnos del colegio lo despidieron con una suelta de globos. Según informaron padres de compañeros de la escuela, Alexis no tenía enfermedades previas. “Era un chico divino, un alumno excelente. Tenía toda la vida por delante. Estamos destrozados”, explicó a Clarín la madre de una compañera del chico.

Durante los días que duró la internación, la comunidad educativa estuvo en contacto permanente con la familia para informarse sobre el estado de salud del joven y buscar la forma de ayudar. “En los últimos días había presentado una leve mejoría y teníamos una luz de esperanza. Fue un impacto muy duro para todos”, contaron desde el entorno del chico.

Además del homenaje en la escuela, según informaron los medios locales, el miércoles a la noche los vecinos de Santa Ana se sumaron a la despedida del joven con una caravana de autos que recorrió la localidad.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar