Tragedia: Padre e hija perdieron la pierna tras un terrible choque con un remís

Nacional 04 de julio de 2021
Padre e hija

Vecinos de la comuna de Acheral, el pequeño poblado que es paso obligado a los valles calchaquíes cuando se viene desde el Norte, se han unido desde el fin de semana pasado para ayudar a “Papilo” y a Celeste Aragón, que fueron víctimas de un terrible accidente de tránsito el sábado 26 de junio en la entrada de Monteros (Tucumán).

 “A Papilo lo tienen dormido, sedado, él no quería que le saquen la pierna”, contó Natacha Manzur, amiga de la familia y vocera autorizada por sus hijos para la colecta solidaria. “Nosotros estamos haciendo la cajita de colaboración para ir por domicilio”, detalló.

Nicolás y su hija Celeste son de Santo Domingo, comunidad rural que es vecina de Acheral. El sábado 26 de junio, padre e hija salían de Monteros y se trasladaban de Sur a Norte, de camino a su domicilio. En una fracción de segundo, su vida cambió para siempre cuando un remís conducido por un vecino de Acheral los embistió casi de frente por sobrepasar a otro vehículo en el puente de la entrada a Monteros.

“A Celeste la operaron el jueves en el Centro de Salud, y le amputaron la pierna izquierda. Antes de eso le explicaron a la familia en el sanatorio del Norte que tenía una infección importante y que había que amputarle antes de que avance. Tiene 17 años”.

En cuanto a don Nicolás, él no quería ser amputado y por ese motivo y por los fuertes golpes, estuvo sedado hasta este sábado (está en el Padilla), mientras se van retirando algunos medicamentos para ver cómo reacciona, ya que tiene golpes cercanos a la médula ósea y los médicos temen lo peor por su sistema nervioso. También perdió dos dedos en este trágico siniestro.

A raíz de la gran cantidad de gastos médicos que se vienen, y ante la imposibilidad del ingreso que aportaba “Papilo” a la familia, los más allegados y vecinos han comenzado a colectar dinero: “Ellos tienen una cancha, que es de un grupo familiar, los nietos son encargados de la cancha y “Papilo” le hace mantenimientos con el tractor, pero ese trabajo no es nada continúo, lo llaman cuando hace falta. Ellos no tienen obra social, es una familia humilde y muy numerosa. La colecta es para lo que pase cuando haya alta, habrá rehabilitación de por medio y los dos necesitarán muchísima ayuda. Es una colecta para el uso exclusivo de ellos. Por ahora el Estado va cubriendo absolutamente todo en el Centro de Salud y en el Padilla. Lo que hace falta es dinero para el después de esta internación”, le cuenta la amiga de la familia a eltucumano.com.

Javier Aragón, hijo de Nicolás y hermano de Celeste nos cuenta también sobre el parte brindado después del mediodía de deste sábado: "Mi viejo está complicado, está jodido, le entró una bacteria y está con neumonía. Están viendo si tiene un golpe en la médula, lo han dormido de nuevo por el golpe. Tampoco podemos pasar a verlo. Solo son partes médicos por teléfono, uno se pone mal, toda la familia está esperando, anoche hablaron muchas cosas, se pusieron a decir que mi papá había fallecido, me llamaban por teléfono, fue horrible. He logado contactarme con una enfermera que me deja más tranquilo. Tiene amputación debajo de la rodilla, fractura de torax, de brazo, un golpe en la espalda.

 Mi hermana despertó sin la pierna y lloraba intensamente, pobrecita, tiene toda la vida por delante, tiene todos los aparatos pero va evolucionando bien afortunadamente. A ella le amputaron arriba de la rodilla, tiene una fisura en la cadera", contó.

Además del CBU de Javier Nicolás Aragón, hijo de Nicolás y hermano de Celeste, se puede colaborar donando sangre de cualquier tipo a nombre de cualquiera de los dos pacientes en el Banco de Sangre (Av. Mitre 236), o en Monteros este jueves 8 de julio en el Hospital Lamadrid.CBU de Javier: 2850600140001027977869 (Banco Macro).

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar