Otra vez el ingenio San Isidro en jaque por Cuenca, el sindicalista que perjudica a todos

Interior 07 de julio de 2021
ingenio san isidro mariano cuenca

Como una respuesta a la marcha convocada en la jornada de ayer lunes 5, por el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar Ingenio San Isidro (Soeasi) Mariano Cuenca, quien afirma reclamar el pago del 50% de la indemnización adeudaba a los trabajadores despedidos por el Grupo Gloria en el 2018, el nuevo sindicato Utasi, creado hace dos años, convocó a los actuales empleados del ingenio a una manifestación en contra de Cuenca, acusándolo de ser el responsable del despido de los 700 trabajadores y el cierre del ingenio tres años atrás, cuando se encontraba en poder del grupo peruano Gloria.

"Los reclamos tienen que hacerse por las vías que corresponden y no de esta manera", expresó Anabel Aparicio, asesora legal del nuevo gremio.


san isidrio saltaIngenio San Isidro, UTASI busca garantizar las condiciones de trabajo y la integridad de los obreros


La convocatoria de los empleados activos incluía una marcha por las calles aledañas al ingenio, pero teniendo en cuenta que cerca de los accesos a la fábrica se encontraban grupos bloqueando el paso de los camiones, se tomó la decisión de no realizar la marcha en defensa de las fuentes laborales, por temor a que se pudieran producir disturbios.

"Que el ingenio no pueda moler por falta de materia prima ya es una situación caótica, algo que es muy preocupante para los empleados quienes no pueden trabajar con libertad. Con esta actitud solo está enfrentando a la gente del mismo pueblo. Estos empleados aquí apostados están solicitando esa libertad para ejercer su tarea", expresó.


Cuenca mantiene bloqueado el ingreso al Ingenio.
Además es el responsable del despido de
700 trabajadores y el cierre del ingenio 3 años atrás.


El titular del Utasi, Mario Aparicio, acusó a Mariano Cuenca de impedir el normal desarrollo de las tareas laborales de los empleados del ingenio. "Lo escuché decir que no existe una voluntad de entorpecer el desarrollo de la tareas de los empleados, que ellos podían ingresar y salir con libertad cuando quisieran, sin embargo sabe que impidiendo el ingreso de los camiones cañeros, deja sin la principal materia prima a la empresa, por lo tanto impide que los trabajadores desarrollen sus tareas.

De persistir esta situación la empresa podría volver a cerrar sus puertas y estas personas perderían sus trabajos. No se puede vivir así con ese temor de no saber qué va a pasar mañana. Esto debe detenerse", manifestó Aparicio. El temor de que el grupo Ruiz como actuales dueños del ingenio, tome una decisión similar a la del Grupo Gloria de cerrar las puertas de la empresa y dejar a todo el personal desocupado, comenzó a crecer entre los operarios, lo que generó la marcha.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar