“Vamos a matarnos juntos”: adolescente asesinó a su padre, le disparó a su hermanastro y se mató

Nacional 14 de julio de 2021
hermanastro

Este martes por la noche, una casa de Esteban Echeverría fue la escena de un violento crimen. Un adolescente de 16 años mató a su padre de un tiro en la cabeza, baleó a su hermanastro y se suicidó. El joven herido fue trasladado a un hospital y se encuentra fuera de peligro.

Todo ocurrió en una propiedad ubicada en la calle Salgari al 1200 del barrio 9 de Abril, cuando el agresor se dirigió al comedor de la casa, donde tomó una pistola Bersa Thunder calibre 22 y ejecutó a su padre, Michel Ferrufino Veizaga, de 51 años.

Al escuchar el disparo, su hermanastro, Agustín Vargas, de 23 años, que se encontraba en su habitación en el piso superior, bajó a la planta baja de la casa y se topó con el adolescente que le dijo: “Vamos a matarnos juntos”, al mismo tiempo que le apuntaba con el arma. Tras la advertencia, le disparo y la bala le impactó en el rostro.

Luego, el menor de edad se suicidó con un disparo en la cabeza. Herido a la altura del pómulo izquierdo, el hermanastro logró llamar al 911 para pedir ayuda.

Efectivos del Comando de Patrullas acudieron al pedido de auxilio y se encontraron con Vargas tendido en el ingreso de la vivienda. De inmediato, fue trasladado al Hospital Santa Marina, donde fue intervenido por la herida de bala. La operación fue efectiva y quedó internado fuera de peligro.

El caso quedó a cargo de la fiscal Verónica Ciffarelli, titular de la UFI Nº 2 en Esteban Echeverría, que decidió que la caratula de la causa sea “averiguación de causales de muerte”, al menos, por el momento.

Un caso similar ocurrió días atrás en Olavarría, cuando un hombre asesinó a su padre a puñaladas en el pecho, tras una discusión.

El hecho se registró en la esquina de la calle 100 y Antártida Argentina, en dicha localidad del interior de la provincia de Buenos Aires, a donde efectivos del Comando Patrulla acudieron tras un llamado al 911 que alertó acerca de una persona herida y tendida sobre la ochava.

Voceros policiales informaron que los uniformados constataron la presencia de la víctima, a la que identificaron como Marcelo Fabián Iriarte, de 49 años, que se encontraba fallecida y presentaba una herida de arma blanca a la altura del pecho.

Tras las primeras averiguaciones realizadas, los agentes determinaron que Iriarte había sido atacado en su vivienda, distante a unos 300 metros, por lo que se dirigieron a ese lugar.

Una vez en el domicilio de Iriarte, los policías se entrevistaron con su hijo, de 27 años, quien les refirió que en momentos previos había llamado a la puerta un conocido del barrio apodado “Toti”, que le reclamó un teléfono celular e intentó agredirlo.

Según la versión del joven, su padre intercedió y fue apuñalado con elemento punzante en el pecho, tras lo cual el hombre se dirigió hacia la casa de un familiar para solicitar ayuda pero finalmente murió.

Horas después, y con la colaboración de los detectives de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) Olavarría, los pesquisas determinaron que en realidad había ocurrido un conflicto familiar entre Iriarte y su hijo.

De acuerdo con lo relevado, se desencadenó una discusión verbal entre ambos que concluyó cuando el joven de 27 años atacó a su padre. El autor del crimen fue detenido por “homicidio agravado por el vínculo”. /TN

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar