Alquileres: anticipan que el aumento anual de agosto estará entre 46% y 48%

Economía 26 de julio de 2021
alquileres

En julio se cumplió un año desde la sanción de la nueva Ley de Alquileres. Durante este mes, los alquileres tuvieron su primer aumento anual bajo la nueva fórmula de actualización -el índice ICL, compuesto por inflación y salarios- que se aplicó a los que habían firmado su contrato en julio de 2020, un año atrás.

Por su parte, para el mes agosto se anticipa que el índice de actualización -que corresponderá aplicar a quienes firmaron sus contratos en agosto del año pasado- rondará entre 46% y 48%, según un informe elaborado por la mesa de Hábitat de la Fundación Pensar, el centro de políticas públicas del PRO.

En este sentido, los aumentos anuales están entre 41% y 45% durante julio de 2021.

Desde la fundación, señalaron que un hogar que pagaba $25.000 pasará a pagar en agosto $35.750.

"A modo de ejemplo, esto en un sueldo de $80.000 significa un aumento de 13,4 puntos porcentuales, de 31,2% a 44,6 por ciento. Es evidente que implica una gran dificultad presupuestaria para cualquier argentino enfrentar estos niveles de ajuste de un mes al otro", detallaron.

Además, el informe remarcó que la población joven de la Argentina representa el 42% de los inquilinos del país. En total, unos 2,4 millones de hogares alquilan. Esto representa 18% del total nacional. Si se hace un desglose más profundo, los alquileres se concentran principalmente en los centros urbanos: la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires aportan el 50%, mientras que otro 20% está en Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

"A nivel general, 4 de cada 10 hogares son habitados por jóvenes, es decir, están a cargo de una persona menor de 35 años. A su vez, dentro del segmento joven, la mayoría accede a la vivienda a través del alquiler", destacó el informe. En la Ciudad de Buenos Aires, el 70% de los jóvenes alquila, en contraposición a un 35% de adultos (entre 35 y 65 años) y a un 14% de los mayores de 65.

Según detalló el informe, durante el 2020, en plena pandemia, el costo del alquiler aumentó "notablemente", cuando casi por décadas sus aumentos nunca superaban al de la inflación. A principios de 2020, por ejemplo, un hogar inquilino promedio en la ciudad de Buenos Aires destinaba cerca de un tercio de su ingreso al pago de alquiler; hoy destina un 42%.

A la par de este incremento disparado por el contexto inflacionario, los comercializadores reconocen que en lo que va de julio se volvió a incrementar la salida de unidades del mercado locativo para ya volcarse directamente a la venta.

En CUCICBA señalan que en estos últimos meses, justamente, el mercado de viviendas puestas en alquiler se redujo al menos un 35 por ciento.

"El ajuste que se tuvo que aplicar por la ley de alquileres resultó un verdadero dolor de cabeza. Muy superior a los incrementos de todos los años, por cierto. Los picos llegaron a ser del 18 por ciento semestral, es decir, un 36 por ciento anual. En cambio, ahora el aumento fue del 41 por ciento de base. Hoy estamos por arriba del 42 y subiendo", comentó  Marta Liotto, vicepresidenta de la entidad.

"En tanto el índice se calcula a partir de la inflación y los acuerdos que se cierran en concepto de paritarias, la suba es sostenida, casi sin pausas. A este ritmo estimamos que los aumentos que deban aplicarse para los inquilinos a los que corresponda ajustar en agosto serán del orden del 48 por ciento", agregó.

La directiva sostuvo, además, que es imposible predecir qué ocurrirá con los valores una vez que transcurran las elecciones.

"A los inquilinos se les terminó generando un escenario de trastornos muy importante. No es que ese 41 por ciento del que se habló al principio se pudo mantener inamovible. El contexto cambió el porcentaje a las 48 horas de establecido el primer incremento", dijo.

La rentabilidad por el piso que perciben los propietarios, sumado a la obligación de regirse por contratos de tres años de duración, intensificó la reducción que evidencia el mercado de alquileres.

Menos unidades disponibles


"La reducción del 35 por ciento que muestra ese segmento es histórica. Nunca había pasado. Y lo también preocupante es que quien intenta vender no sabe a qué precio podrá cerrar la operación. Hoy, el precio real de una propiedad lo está definiendo quien pone la plata para adquirir el inmueble", aseguró Liotto.

Por esta salida del ámbito de los alquileres, la sobreoferta de inmuebles en situación de venta también alcanza niveles nunca vistos.

En CUCICBA señalan que, si no se aplican modificaciones a la ley de alquileres, ese guarismo que expone la reducción del mercado locativo se incrementará aún más. En ese tren, la entidad impulsa junto a un grupo de 12 diputados un proyecto que plantea cambios en la indexación y, en simultáneo, disminuye la extensión de los contratos de 3 a 2 años.

Respecto de la ganancia para los dueños,  expertos consultados señalaron que la rentabilidad actual representa el 50 por ciento de la registrada durante la peor etapa del 2002.

Con un promedio del 2,7 por ciento anual, incluso se encuentra astronómicamente lejana de los parámetros de los años 90, período en que dicho rango no bajaba del 10 por ciento.

Ariel Rodríguez, CEO de Value Bet Inmuebles, coincidió en que el tenor de los aumentos que entraron en vigencia durante julio son superiores a los de otros años.

"El incremento ha sido significativamente superior al incremento salarial de muchos trabajadores estables. Sólo una minoría ganó o empató, pero este punto está exclusivamente relacionado con el acuerdo paritario que gestiona cada gremio", señaló.

"Como consecuencia de esto, el impacto ha sido principalmente desfavorable en términos de inflación versus salarios, ya que la indexación anual de los alquileres ha sido menor que la inflación. De ahí que, en términos de rentabilidad, son los propietarios quienes vuelven a perder nuevamente", afirmó.

En tanto, desde Altgelt Negocios Inmobiliarios su titular, Francisco Altgelt, minimizó el impacto del primer incremento aplicado en términos de demanda de inmuebles para alquilar.

"No se dejó de alquilar por este punto", comentó. Aspecto que, en concreto, habla también de la necesidad de asegurarse una vivienda que exhiben los particulares en un contexto de oferta fuertemente acotada como el imperante. /iProfesional

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar