“Lo mío con vos no es abuso, es incesto; estoy enamorado de vos”, le escribió un violador a una de sus hijas

Nacional 13 de septiembre de 2021
abusadotr

El empresario Alejandro Rosario Manuel Leguizamón llegó a juicio acusado de haber violado sistemáticamente y durante años a cuatro de sus seis hijas mujeres en la casa donde convivían en la localidad bonaerense de Castelar, en Morón.

Ante el tribunal integrado por los jueces Mariana Maldonado, Claudio Chaminade y Juan Carlos Oboldi, el imputado negó las acusaciones y apuntó contra su exesposa. Según él, toda la situación que está atravesando responde a un plan orquestado por la mujer, en complicidad con sus hijas, las víctimas, para perjudicarlo y quedarse con la fábrica de membranas de la cual es propietario en la zona de General Pacheco.

“A veces se me iba la mano”, fue la única autocrítica que esbozó Leguizamón en el debate, según publicó el portal Primer Plano. Pese a su intento por despegarse de las denuncias que lo llevaron a la Justicia, no fueron pocos los testimonios que a su turno contradijeron sus dichos.

La investigación se inició en 2016. Fue cuando una de las víctimas recibió una carta escrita de puño y letra por su padre que decía: “Lo mío con vos no es abuso, es incesto. Yo estoy enamorado de vos y juntos tenemos que hablar con tu mamá para que haga una terapia y lo acepte”.

La joven, que en ese momento ya tenía 26 años y nunca lo había denunciado por miedo, se quebró en medio de una reunión familiar y por fin contó el sufrimiento que había callado durante tanto tiempo. Así se enteró también de que no había sido ella la única víctima. Leguizamón había empezado a abusar sexualmente de sus hermanas mayores desde que estas iban al jardín de infantes.

El acusado fue imputado de abuso sexual, abuso sexual gravemente ultrajante reiterados, abuso sexual con acceso carnal reiterados, todos ellos agravados por tratarse de su ascendiente y por vivir bajo el mismo techo. Además, fue denunciado por ejercer violencia física y psicológica contra sus hijas. Enfrenta una pena superior a los 20 años de cárcel.

Leguizamón fue detenido hace un año en una casa que alquilaba con una identidad falsa en La Matanza. /TN

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar