“¡Narcotráfico Jefe!”, la confesión de un hombre que transportaba más de 100 kilos de droga

Justicia 21 de septiembre de 2021
condena narco

En prácticamente cinco meses, desde que sucedió el hecho, el fiscal general Eduardo José Villalba de la Unidad Fiscal Salta logró la condena de Teodoro López Vilca a 6 años y 6 meses de prisión por el delito de transporte de estupefacientes.

López Vilca, quien se definió como agricultor, fue detenido el 27 de marzo pasado cuando conducía una camioneta Toyota Hilux con 106 kilos de marihuana y 43 de cocaína. Lo hacía en horas de la madrugada y a ciegas, pues iba con las luces apagadas y había tapado con cinta las ventanillas.

La carga que llevaba explicaba tanta previsión, aunque lo que más sorprendió fue que lo hacía por un sendero de montaña y precipicios en el Paso Huaytiquina, ubicado a 4.000 mil metros de altura sobre el nivel del mar. 

Al presentar la acusación, en el alegato de apertura del juicio, el fiscal Villaba, asistido por la auxiliar fiscal Roxana Gual, dio detalles del hecho. “López Vilca, quien dice ser un simple agricultor, estaba a escasos 600 metros de pasar a Chile con la droga que había traído desde Bolivia, pasando por nuestro territorio”, explicó.


operativo San Antonio de los Cobres 2San Antonio de los Cobres: detuvieron a un hombre que llevaba más de 100 kilos de droga

La maniobra, sin embargo, fue frustrada por la “heroica labor que personal de Gendarmería Nacional lleva adelante al custodiar cada palmo del país. En medio de la noche y a la luz de la luna, los gendarmes, que saben de la experticia de los que operan en el narcotráfico, detectaron la presencia del rodado con sólo escuchar el motor”.

Y, ante la voz de alto, el mismo López Vilca detuvo la camioneta se apresuró en bajar del rodado y reconoció su delito. “¡Narcotráfico Jefe!”, gritó, para luego someterse a la tarea de rigor de los gendarmes, quienes para resguardar la seguridad y cumplir con los protocolos del caso, trasladaron el rodado hasta la base en San Antonio de los Cobres.

López Vilca llevaba la droga en el asiento trasero de la camioneta. En bolsas de arpilleras, llevaba 106 ladrillos de marihuana y otros 43 de cocaína, droga que había salido del departamento boliviano de Potosí, a más de 600 kilómetros por camino de montaña.

A lo largo del juicio, la fiscalía pudo ratificar la acusación a partir de las declaraciones testimoniales, tanto de los gendarmes como de los testigos civiles y peritos, quienes realizaron estudios de la droga y analizaron los teléfonos celulares y satelitales que se hallaron en la camioneta.

 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar