“Pibe humilde de barrio picante”, los posteos del detenido por matar a palos al bebé de un año de su novia

Nacional 23 de septiembre de 2021
Alan Leonel Lapalma

Apenas lo vieron, los médicos de la sala de salud del barrio a la que lo habían llevado diciendo que se había "atragantado con algo", lo derivaron de urgencia al hospital. Aaron, un nene de un año y ocho meses, tenía magullones en todo el cuerpo, hematomas en el abdomen, en las piernas y marcas en la cara, estos de días previos, no de esa madrugada, cuando la pareja de la mamá lo golpeó en la cabeza con un palo de escoba. Murió al llegar al hospital.

El hombre fue detenido horas después en la misma casa donde atacó al nene, en el barrio Florentino Ameghino, al oeste del centro de Mar del Plata, a poco de la salida hacia Sierra de los Padres. Se trata de Alan Leonel Lapalma, de 24 años, que se encuentra alojado en al Unidad Penal 44 de Batán, un lugar que ya conoce: en estos días se encontraba en libertad condicional.

"No, no se puede decir que sea el padrastro. Hacía menos de dos meses que estaba en pareja con la mamá del nene, y la violencia allí había comenzado mucho antes", dijo una fuente del caso a Clarín.

El resultado de la autopsia reveló que el chiquito tenía moretones en distintas partes del cuerpo, heridas que databan de varios días. Y presentaba traumatismos de cráneo, había recibido más de un golpe en la cabeza. Al llegar a la salita del barrio, su cuadro de salud era muy grave.

 

El posteo del tío del nene asesinado a golpes en Mar del Plata.

El personal de salud de la sala Ameghino dio parte a la Policía e intervino personal de la comisaría 6ta. La mamá, también de 24 años, insistió en la versión que había dado al llegar, que su hijo se había "atragantado con algo" y que por eso no podía respirar.

Pero luego, en ausencia de su pareja, entrevistada en el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil, contó que ella y el nene eran golpeados por Lapalma. Dijo que no lo había denunciado porque la había amenazado.

Entre otros datos, dijo que Lapalma había comenzado a consumir cocaína "15 días atrás" y que cada vez que lo hacía se tornaba muy violento. Entonces le pegaba a ella y a su hijo. Señaló a los investigadores el objeto "romo y contundente" con el que apaleó al chiquito de 18 meses: se trata de un palo de escoba que fue secuestrado para la causa.

El informe preliminar de la operación de autopsia reveló que el chiquito tenía hemorragia estomacal con hematomas en zona intestinal, múltiples equimosis en cráneo, tórax y abdomen. También varios traumatismos, uno en la región frontoparietal izquierda, el que le provocó la muerte.

Con la declaración y el informe científico, la fiscal Florencia Salas pidió la detención de Lapalma. El sospechoso estaba en la casa donde cometió el crimen. La Policía llegó cuando familiares de la mamá y vecinos, al enterarse de lo que había ocurrido, estaban a punto de lincharlo. 

 

Alan Leonel Lapalma (24), detenido por matar a golpes con un palo de escoba a un bebé de 18 meses en Mar del Plata.

La imputación

Lapalma está imputado de "homicidio agravado por alevosía", que prevé una condena a prisión perpetua, y se negó a declarar ante Salas. Tenía una causa por uso de documento público adulterado que le había deparado una pena de 3 años en suspenso, la cual se convirtió efectiva cuando fue detenido por un intento de robo. Entonces estuvo preso en Batán ocho meses; se encontraba en libertad condicional.

La mamá de la víctima tiene otro hijo, de 3 años, que no se encontraba en al casa en la madrugada del sábado, cuando Lapalma atacó al hermanito, porque su abuelo materno lo había llevado a su casa. 

El tío del nene, Ezequiel, escribió en la mañana del sábado en sus redes sociales: "Mi Aroon, mi Arito como te decía yo. Te arrebataron de nuestros brazos y te convertiste en ángel. No te das una idea el dolor y impotencia que siento en este momento. Eras un enano puro amor, canchero, tenías muchísimo por vivir, te vamos a extrañar mi Arito, hoy Dios necesitaba un ángel más y te eligió a vos, te amo sobrino y te voy amar siempre, que tu paz transmita paz en toda la familia y en tu mamá. Descansa tranquilo, enano, nos volveremos a ver!!!".

En su cuenta de Facebook, que ahora dio de baja, Lapalma se mostraba armado y se definía a sí mismo: "Ni chorro ni traficante, pibe humilde de barrio picante". /Clarín

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar