Llevaron a su hijita al hospital y dijeron que “estaba atorada”: la habían violado y asesinado a golpes

Nacional 01 de octubre de 2021
sa
Los padres de la víctima serán indagados por homicidio agravado y abuso sexual. (Foto: gentileza Crónica).

Luciana Florencia Villa tenía cinco años y murió ayer en un hospital del partido bonaerense de Hurlingham. Ante las preguntas de los médicos, sus padres dijeron que se había “atorado” con algo que había tragado en su casa, pero se descubrió que murió de un paro cardíaco y que había sido violada y golpeada.

El asesinato ocurrió en el partido bonaerense de Berazategui. Los vecinos ya habían hecho una denuncia por malos tratos.

Así lo determinó el informe preliminar de los forenses que recibió la fiscal de Morón a cargo de la causa, Marina Rueda, quien dispuso la prisión preventiva de los padres de la víctima mientras espera las precisiones de la autopsia para conocer las causas de la muerte y confirmar los abusos.

Por otra parte, la funcionaria judicial ordenó  un allanamiento en la casa de la familia, ubicada en la calle Guayra, de la localidad de Villa Tesei, donde secuestró elementos como ropa interior de la menor, una funda de almohada y sábanas, con aparentes manchas de sangre y otros fluidos que serán analizados para cotejos de ADN.

De acuerdo a la información surgida en la causa, los detenidos alquilaban ese lugar desde hace poco más de un mes. Antes vivían con su hija en el domicilio de la abuela materna, vivienda que también fue allanada en las últimas horas por los investigadores.


De la muerte accidental al homicidio

Todo se inició  en el Hospital de Emergencias Papa Francisco, ubicado en la localidad de William Morris, donde Villa llevó a su hija de 5 años con un paro cardiorrespiratorio porque supuestamente se había “atragantado”.

La víctima llegó a ser reanimada por los médicos, pero murió tras un segundo paro del que los profesionales ya no la pudieron sacar.

Los médicos observaron múltiples hematomas en todo el cuerpo que a simple vista no parecían recientes y notaron además que la víctima presentaba una hemorragia interna y signos de un posible ataque sexual. Con esos datos, y ante la sospecha de un filicidio, la fiscal Rueda dispuso la aprehensión del matrimonio.

Se trata de Marcos Leonardo Villa y Marcela Segovia, de 33 y 45 años respectivamente, quienes serán indagados en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12 de Delitos Sexuales por los delitos de “homicidio agravado por el vínculo y abuso sexual”, calificación que tiene como única pena prevista la prisión perpetua.

“El padre será indagado con seguridad en calidad de autor y la madre sospechamos que quizás amparaba esta situación de maltrato y abuso porque con los signos que tenía la nena, no podía ignorar lo que pasaba”, dijo una fuente cercana a la causa. /TN

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar