Preparan medidas para la importación

Economía 04 de febrero de 2014
El Gobierno quiere que consigan crédito en el exterior para sus compras

Para cuidar los dólares y contener la caída de las reservas, el Gobierno les pidió a los importadores que en lugar de buscar divisas en el mercado local para hacer frente a sus pagos en el extranjero posfinancien sus compras con líneas de crédito del exterior.

El viernes pasado, en una reunión en el Palacio de Hacienda, el ministro Axel Kicillof, junto con el secretario de Comercio, Augusto Costa, y la ministra de Industria, Débora Giorgi, les comunicaron la medida a los representantes de la industria automotriz y de electrónica, según informó ayer el diario Ámbito Financiero. Pero en los próximos días tienen previsto convocar a los laboratorios, a las mineras y a las empresas de alimentos que tienen insumos importados.

Fuentes del mercado confiaron que el Banco Central (BCRA), que hoy ofrecerá un nuevo aumento de 3 puntos en las tasas que paga por las Lebac (llegarán así al 28,5% anual por colocaciones a 70 días), ya estaría trabajando en la norma correspondiente. La realidad es que la Secretaría de Comercio venía aprobando con cuentagotas las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), que son el paso previo para que las empresas concreten sus compras en el exterior. Y, al mismo tiempo, desde el miércoles pasado, el BCRA no habilita a los importadores que ya tenían aprobadas sus DJAI la compra de dólares en el mercado cambiario.

"Si el Gobierno les plantea a las multinacionales o a las que hacen compras intraempresa que financien sus operaciones a plazos más largos, es un escenario que podría tener éxito", opinó Diego Pérez Santisteban, presidente de la Cámara de Importadores. "Ahora, si a importadores independientes, que importan insumos, les van a pedir que su proveedor del exterior les financie a un año, se va a producir una quiebra generalizada del sector", advirtió el ejecutivo, quien además aseveró que podría resentirse la cadena de abastecimiento de insumos, máquinas y repuestos para la industria, ya que más del 80% de lo que importa la Argentina va a la producción.

Empresas importadoras, en tanto, le aseguraron al Gobierno que intentarían acercarse a los bancos para pedirles líneas del exterior. Pero en privado admiten que será muy difícil concretar operaciones, más aun cuando está instalado el riesgo de que el país podría sufrir otra devaluación. El problema para los importadores es que el BCRA no tendría previsto por ahora rehabilitar las compras y los pagos están pendientes..

Fuente: La Nación

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar