La nueva vida del Pato Abbondanzieri, lejos del fútbol tiene nueva profesión

Medios 27 de noviembre de 2021
ex boca

Tras dejar el fútbol en 2010, Roberto "el Pato" Abbondanzieri se radicó en su campo situado en la localidad santafesina de Bouquet, su pueblo natal con tan solo 1.500 habitantes, donde se dedica a la actividad agropecuaria. Días atrás, incluso, adquirió una cosechadora para prestar servicios a terceros. ¿Cómo es su nueva vida?

El Pato estuvo ligado al sector agropecuario desde chico: su papá trabajaba con una familia de contratistas y durante las campañas agrícolas viajaba al norte y el sur del país. "Eran máquinas chicas, se iba y no volvía por dos o tres meses. Antes se trabajaba mucho en el campo, llevaba mucho tiempo. Después, cuando regresaban, íbamos todos a la entrada del pueblo a recibirlos", recordó a Clarín Rural el ex arquero del seleccionado argentino.

 "Me crié arriba de las máquinas, en las cosechadoras. Siempre fue la ilusión mía tener una —dijo orgulloso tras concretar su deseo—. Mi papá estaría todo el día acá conmigo", continuó.

 Abbondanzieri nació en el pueblo, pero su familia tenía un campo a 5 kilómetros de su casa y después del colegio siempre iba en bicicleta. También en la zona rural nació su otra pasión: el fútbol. "Mi tío me cagaba a pelotazos entre dos árboles que teníamos en el campo. Me gustaba mucho embarrarme y tirarme al piso", contó.

Sus comienzos futbolísticos fueron en el club de Bouquet, sin embargo no comenzó como arquero, sino jugando de defensor como número 2. Según relató, tenía un compañero que atajaba muy bien. Cosas del destino, ya con 8 años, el equipo fue a jugar a un torneo en Las Rosas, un pueblo ubicado al lado de Bouquet, y justo faltó el arquero. Aunque perdieron 1-0, fue su partido consagratorio en el arco.

Abbondanzieri pasa sus días como contratista rural. (Gentileza Clarín)

A los 9 años se fue a jugar a Argentino de Las Parejas y a los 14 pasó a las inferiores de Rosario Central hasta debutar a los 21. A partir de ahí comenzó a ganar campeonatos que lo convirtieron en uno de los arqueros más grandes del fútbol argentino.

Jugó en Boca Juniors, Getafe y finalizó su carrera exitosa en el Inter de Porto Alegre. Además disputó el mundial de Alemania en 2006 alcanzando los cuartos de final y la Copa América de 2004 y de 2007.

Luego, emprendió la aventura como ayudante técnico de Martín Palermo: Arsenal, Unión Española (Chile), Pachuca (México), Curicó Unido (Chile) fueron los equipos en los que acompañó al goleador histórico de Boca. Finalmente, se alejó del fútbol: la espina de no poder despedirse en vida de su papá en 2019 hizo que se metiera de lleno en el sector agropecuario.

En los inicios en Boca invirtió en el campo donde está viviendo ahora, a 3 kilómetros del pueblo santafesino que lo vio nacer: "Es una soledad, una tranquilidad enorme. No podía pasar 15 días en Buenos Aires. Boca siempre jugaba los domingos y al otro día me iba al campo. Me servía para desenchufarme y me daba pilas para volver a entrenar los martes", comentó.

Actualmente, solo despunta el vicio del fútbol en los eventos que participa junto a exjugadores de River y Boca que recorren el interior: "Eso lo voy a seguir haciendo porque me fascina", apuntó.

Cuando se convirtió en ídolo de Boca al ser héroe contra el Milan.

Hoy, el campo de Abbondanzieri está asesorado por un ingeniero agrónomo y su cuñado Fabián Torres (marido de la hermana) realiza las labores de siembra y cosecha, aunque —como aclaró el Pato—en el futuro será él quien tome la posta de producción.

"Me involucro bastante en el campo, igualmente me falta mucho por aprender", reconoció el exarquero, que comenzó un nuevo camino como contratista rural. Hace poco se compró una cosechadora 6150 de Case IH, de 6 cilindros con 326 cv, que fue lanzada este año, para cosechar en su campo y a terceros.

Por último, destacó que disfruta mucho de esta nueva vida y también de la compañía familiar: "Es algo que me apasiona, lo disfruto. Estoy con mi hijo Felipe que le esquivó un poco al estudio y que quería estar en el campo. Y acá estamos, haciendo esta locura juntos", resaltó. /Crónica

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar