Quiso evadir un control de alcoholemia y arrastró a un inspector en el capot del auto

Nacional 29 de diciembre de 2021
control

En ocasiones, los controles de alcoholemia despiertan ocurrentes reacciones de conductores que quieren evitar la retención de su automóvil y la licencia de conducir cuando el resultado del test es positivo. Sin embargo, en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, un remisero cruzó todos los límites al embestir y arrastrar a un agente de tránsito en el capot de su automóvil para huir del retén policial.

 El violento episodio ocurrió este martes cerca de las 20.30, en la intersección de Laprida y Buenos Aires, donde un grupo de inspectores realizaba pruebas de alcoholemia a conductores que pasaban por la zona, según precisa diario UNO.

Todo se desarrollaba con normalidad hasta que apareció un Chevrolet Corsa que funcionaba como remis. En su afán por evadir el control de las fuerzas de seguridad, el hombre aceleró sin miramientos, embistió a uno de los agentes y lo arrastró en el capot del vehículo durante casi 100 metros.

La desesperante escena se dio a conocer a través de un video viral que un testigo compartió en redes sociales. Las imágenes muestran el momento exacto en que el remisero sale a toda velocidad con el empleado municipal sobre el parabrisas, intentando sostenerse de lo que podía para no caer al asfalto.

De inmediato, se observa cómo los compañeros de la víctima salen corriendo para auxiliarlo, mientras el coche continúa su marcha a pesar del peligro que significaba acelerar con la visibilidad prácticamente nula.

 Según trascendió, el conductor del automóvil frenó cerca de la Casa de Gobierno, donde abandonó al agente y luego continuó con su huida. En tanto, el inspector fue asistido por otros colegas que constataron que solo había sufrido algunos golpes por el impacto, y luego lo trasladaron a un hospital cercano para quedar en observación.

Finalmente, cerca de las 23 el remisero se presentó voluntariamente en la comisaría primera de Paraná, donde se efectuó el secuestro del vehículo.

“Hacía zig zag para que se caiga al piso”

Alejandro Sandovar, uno de los inspectores atropellados, dio detalles de lo ocurrido en el momento que intentaron detener al remisero a bordo de un Chevrolet Corsa.

“Cuando empezó a acelerar, yo no quise correrme y me enganchó con el espejo del auto. Cuando intentó huir, tenía dos autos adelante y, al hacer marcha atrás, embistió a mi compañero y lo llevó durante 100 metros arriba del capot e iba haciendo zigzag para que se caiga al piso”, precisó Sandovar, en declaraciones a Elonce TV.

“Mi compañero presenta politraumatismos en la cabeza y una de sus rodillas”, agregó el agente.

Sobre el remisero que se dio a la fuga, Sandovar señaló que se comunicaron con la empresa de remises y les brindaron los datos del móvil y el trabajador. “Llamamos al 911 y lo localizaron por la zona de República de Siria y Basualdo”, contó el agente.

El inspector herido fue identificado como Laureano Lutini y hoy se espera un nuevo parte médico.

 Por su parte, Jonathan Duarte, director de Tránsito en Paraná, relató: “Un compañero le hizo señas para que detuviera un remis e ingrese al control. El trabajador se resistió, se encerró en su auto y aceleró. En ese instante embistió a dos compañeros y uno de ellos fue hospitalizado con lesiones”.

“Me quiso matar”

Este miércoles, el agente Lutini brindó sus primeras declaraciones públicas después de ser atropellado y dijo que el remisero estaba “desquiciado” al momento de darse a la fuga de un control de alcoholemia en Paraná.

“Nunca tuvimos trato con él. Le hicimos señas para que se orille para el operativo, y lo único que hizo fue esquivar gente y autos”, detalló el inspector en diálogo con TN, mientras aguardaba su turno para ser atendido en una clínica por la ART.

Lutini, además, dijo que todavía no recibió las disculpas del caso por parte del remisero, y prefirió dejar las actuaciones legales “en manos de los abogados”.

Sobre las imágenes que muestran cómo el empleado municipal hace lo imposible por no caerse del vehículo mientras era arrastrado, Lutini comentó: “Yo lo único que hice fue aferrarme a los limpiaparabrisas, porque no tenía otro lugar. Era pegar un salto y subirse arriba del capot, o directamente terminar abajo del auto”.

“¿Vos pensás que te quiso matar?”, consultó el movilero ante la atenta mirada de Lutini. Y al responder, no dudó: “Sí, yo creo que si. Una persona así tiene que actuar de otra manera. O sea... yo estoy laburando”.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar