El polémico antecedente de la jueza Mariel Suárez

Sociedad 04 de enero de 2022
Jueza

La jueza penal de Comodoro Rivadavia Mariel Alejandra Suárez protagoniza esta semana un escándalo sin precedentes en la provincia de Chubut. El miércoles 29 de diciembre pasado Suárez pasó cerca de tres horas con un preso recientemente condenado por un tribunal que ella misma integró.

Una cámara de seguridad ubicada dentro de una sala del Instituto Penitenciario Provincial (IPP) de Trelew expuso las particularidades de esa reunión: las imágenes muestran cómo, en el rato que compartieron, la magistrada y el detenido aparentemente se besan, se abrazan, se toman fotos y comparten un mate y comida.

Una fuente judicial indicó a Infobae que el día siguiente, el jueves 30, la jueza hizo una nueva visita al mismo detenido por casi dos horas.

jueza 1

El hombre en cuestión es Cristian Omar “Mai” Bustos, de 39 años, un preso considerado de “alta peligrosidad”. En diciembre pasado, un tribunal en Esquel que Suárez integraba lo condenó a prisión perpetua por matar a un policía en el año 2009, cuando iban a detenerlo tras fugarse de la cárcel. Suárez votó en disidencia y pidió una pena menor.

El encuentro entre ambos fue denunciado por un oficial del Instituto Penitenciario a sus superiores y, ante esta situación, el Superior Tribunal de Justicia de Chubut (STJC) inició actuaciones administrativas contra la jueza por “conductas inadecuadas”.

“No tengo una relación sentimental con esa persona. Es una relación de tipo profesional posterior a la sentencia”, explicó Suárez esta mañana en una entrevista con TN, en la que aseguró que no besó al detenido y que lo visitó al detenido en calidad de “investigadora” por su interés de escribir en un libro la historia de Bustos.

Jueza

Sin embargo, esta no es la primera vez que la jueza Suárez -que se presenta en sus redes sociales como especialista en ciberdelito y con triple Magíster en cibercrimen, ciberseguridad y perito Informática Forense- debe dar explicaciones sobre su conducta profesional.

A fines de 2013 -menos de cuatro años después de su nombramiento- el Tribunal de Enjuiciamiento la destituyó de su cargo. Pero algunos meses después, Suárez interpuso un recurso de amparo contra la decisión del Consejo de la Magistratura. Según recapitula el caso el diario La Opinión Austral, fue el entonces juez civil Gustavo Sanca quien resolvió el amparo a su favor, lo que luego fue ratificado por la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia. Dos años más tarde, en septiembre de 2015, el STJ confirmó su reposición en el cargo.

En ese momento, el entonces intendente de Comodoro Rivadavia, Néstor Di Pierro, la acusó públicamente de “liberar presos por teléfono”, luego de que trascendiera una serie de resoluciones suyas respecto a delincuentes que habían sido detenidos en flagrancia por la policía. Tras ser apuntada, la jueza envió una carta documento al jefe comunal para que se retractara de sus dichos, pero Di Pierro insistió en la acusación. El Consejo de la Magistratura votó entonces por mayoría que el desempeño de Suárez desde su nombramiento había sido “insatisfactorio”.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar