Llamativa desaparición de un Gendarme salteño: la madre pedirá un nuevo ADN

Sociedad 28 de julio de 2022
gallardo

El pasado 29 de abril, en horas de la madrugada, Gustavo Gallardo, un hombre salteño de 28 años que trabajaba en Gendarmería Nacional de San Fernando del Valle de Catamarca, falleció calcinado en un accidente automovilístico, según lo que le informaron a su madre.

Lo cierto es que hay muchos interrogantes en este caso. Lucía Aleman, la madre, expuso hoy entre lágrimas qué es lo que sucede, por qué 3 meses después insiste en el caso y todas las inconsistencias en el mismo. 

Según lo contado por ella, él la llamó el día 28 de abril y le informó que viajaba a las 1 de la mañana para Salta. Al otro día, un chico, que ella define como extraño, la contactó por Facebook para preguntarle si conocía a Gustavo Gallardo porque le había vendido un auto que se había accidentado. “Yo llamé rápidamente a Gendarmería y me dijeron que no me podían decir nada y fue ahí que decidí tomarme un colectivo e ir a ver yo misma que había pasado”, contó.

gustavo gallardo

“Nunca se supo fehacientemente que es lo que pasó, solo me dijeron que sufrió un accidente y que los cuerpos quedaron carbonizados. Primero decían que eran dos, luego que era solo uno, mi hijo”, agregó la mujer por Multivisión Federal.

Explicó que le pidieron hacer una prueba de ADN, que en un principio se iba a analizar en Catamarca, luego en Salta y después en Jujuy. “Finalmente la hicieron en Catamarca, me dijeron que espere 2 meses, luego de eso llamé y llamé pero me dijeron que no habían novedades. Ahora, ¿por qué nunca se hizo una búsqueda mientras espero el ADN? Porque mientras no haya una prueba biológica de que está muerto, deben buscarlo”, dijo.

El “accidente” sucedió en una ruta camino a La Rioja, y aquí otro interrogante de la madre, ¿qué hacía por ese lugar si él tenía que venir para Salta? “Me dijeron que no iban a hacer una búsqueda porque hay suficientes pruebas que determinan que es él, pero no hay cámaras de seguridad, no hay testigos, no hay absolutamente nada que lo prueben”, contó entre lágrimas.

Explicó que hace muy pocos días recién le mostraron una pantalla en donde decía que ella es la mamá biológica de Gustavo, nada más. “No tengo las pruebas de ADN, no tengo nada, no sé nada. Yo no sé si lo secuestraron, si lo obligaron, lo mataron o qué pasó. Supuestamente se quemó todo, pero ¿por qué todo el dinero que él tenía de la transacción del auto no se quemó y estaba todo desparramado alrededor del auto?”, continúo.

Ahora la mujer pide justicia y que se investigue el caso. Señaló que durante estos meses no tuvo acompañamiento jurídico ni legal tanto de Salta como de Catamarca, solamente la contactó una psicóloga pocas veces. Ahora solicitará un nuevo ADN y seguirá trabajando en el caso.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar