Llantos, depresión y una fuerte acusación a River: las revelaciones de la periodista que más conoce a Cirigliano

Deportes 16 de agosto de 2022
ciri

La detención del exfutbolista de River Ezequiel Cirigliano generó todo tipo de sensaciones que fueron desde el impacto hasta la burla. Fue una de las máximas promesas del “Millonario” y hasta logró el tan ansiado salto al fútbol de Europa, pero un contexto familiar difícil, la muerte de su padre y el no haber podido triunfar en el club de Núñez cuando regresó en 2014, ya con Marcelo Gallardo como DT, detonaron un cuadro de depresión que no pudo o no supo tratar, acaso por falta de acompañamiento de quienes tuvieron oportunidad de hacerlo.

Quien profundizó en la historia de Cirigliano fue la periodista Verónica Drygailo en un descarnado relato de lo que vivió el jugador nacido en Caseros, allí donde este lunes fue detenido. La profesional recordó las tardes en las que visitó a “Ciri” (como lo menciona) en su casa de ese barrio del partido de Tres de Febrero, en donde intentaba calmar su angustia con los chocolates que le gustaban.

Y recordó, además, que acudió al entonces presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, al propio Gallardo y hasta habló de la problemática de salud mental que afectaba a Cirigliano con el equipo de psicólogos del club, pero que nadie logró hacer nada.

El 21 de septiembre de 2016, la muerte del padre del jugador fue un golpe que no pudo superar: “Te me fuiste nomás, viejo. Qué injusto es todo. Gracias por acompañarme en todo! Te amo! #QEPD”, fue el tuit con el que Cirigliano despidió a su papá.

Poco después, el mediocampista se quedó sin lugar en River ante la aparición de Matías Kranevitter y no pudo encontrar ese espacio que le transmitiera la paz mental que necesitaba.

Ezequiel Cirigliano, de River, disputa una pelota con Cristian Erbes, de Boca, en febrero de 2013 (EFE, Javier García Martino).

Los mensajes sobre el caso Cirigliano que publicó la periodista Verónica Drygailo

    Hay noticias que son pesadas, me enteré recién de que detuvieron a Ezequiel Cirigliano ex jugador de River cuando entró a robar a una casa en Caseros. Algo sé de su historia de vida porque alguna vez me acerque a él para tratar de ayudarlo, pero no pude.
    Nunca conté nada de la fuerte historia de vida de Cirigliano, pero ahora lo voy a hacer. Le pedí ayuda a @RodolfoDonofrio , a Gallardo, a sus compañeros, al psicólogo del club y ninguno pudo hacer nada. Lo mandaron a la MLS, todavía vivía el papá.
    Recuerdo mis tardes en la casa de Caseros con Ciri llorando, cargado de angustia y en River solo querían que fuera a entrenar. No podía. Y nadie lo entendía. Hoy siento impotencia porque no pude ayudarlo más que con unos cuantos chocolates que lo hacían sentirse un poquito mejor.
    Cuando lo mandaron a la MLS perdí el contacto, no se lo quisieron dar a Banfield, donde estaba @peladoalmeyda, que sabía tratarlo, quizás por conocer los laberintos de la depresión. Prefirieron sacárselo de encima y mandarlo lejos.
    La salida de River no resultó, como era obvio que iba a pasar porque Ciri en medio de su angustia solo quería jugar en River. Después sufrió la perdida de su papá y anduvo por varios clubes. Ya no pude llevarle más chocolates. Hoy me encuentro con esta noticia, y no me sorprende.
    Me gustaría haber podido hacer algo por él, como ser humano, nadie me escuchó cuando hablé de depresión. Había perdido su lugar en el equipo, y siempre le faltó contención familiar. Y River no se hizo cargo. Lo digo porque nadie me lo contó, yo hablé con todos y no hubo caso.
    Ojalá lo que cuento sirva para que alguien lo ayude, aunque sea tarde. De mi parte seguro habrá más chocolates para Ciri, el pibe de Caseros.
    Conté un poquito de la historia de Ciri cómo me salió, ni siquiera hice un hilo, y uso esta red social para generar conciencia de lo que genera una depresión en un ser humano. Hoy me duele ver la foto de Ciri preso porque o lo pude ayudar. Ojalá alguien me atienda el teléfono.
    Recuerdo cada una de las respuestas que me dieron cuando pedí ayuda para Ciri, a mí se me escapaba de las manos. Hoy recuerdo sus lágrimas, esas que nadie quiso ver.
    Estoy contando lo que viví, y reitero mi pedido de ayuda para Ciri. No culpo a nadie ni lo comparo con otros casos. Reitero que yo no pude hacer nada, solo se trata de una historia que conozco y recién hoy la cuento, con la única finalidad de que humanicen al futbolista.
    Perdón pero hoy no puedo responder, no tengo mucho más para aportar. Creo que algo dijo Gallardo el sábado sobre la humanización de los jugadores, lo que él ve y nosotros no. Piensen en eso antes de putearlos.
    ¿Qué importa si tenía un pantalón de Boca? Ciri amaba a River, en medio de su depresión solo quería jugar en River. ¿Qué parte no se entiende? Estamos frente a una grave enfermedad y lamentablemente no pudimos hacer nada antes. Yo siento que fallé. Y encima leo cada estupidéz.
    Tampoco escribo para que les guste, ni siquiera uso signos de puntuación porque escribo con el corazón. Solo trato de generar conciencia, sin avalar ningún hecho fuera de la ley. Esto se pudo evitar. Que cada cual se haga responsable de su rol.
    Desafortunada reflexión de @RodolfoDonofrio. Reconozco que me atendió el teléfono cada vez que lo llamé, pero nunca entendió que estaba frente a una depresión y por eso no actuó en consecuencia (NdR: en referencia al día que el expresidente de River dijo: “Si no se da cuenta de que es un profesional y que está en River, Cirigliano va a terminar siendo jardinero del club”, el 18 de julio de 2014 en declaraciones a radio La Red).
    No quería responder pero algunos confunden mis palabras, me hice de abajo, cubrí ascenso muchos años y conozco las vivencias de ese mundo. Seguro que hay historias fuertes que no se conocen, y ahí entiendo más que no haya respaldo porque no hay recursos, pero ¿en River?
    Un club grande como River tiene todo para acompañar a sus jugadores, al menos eso es lo que veo desde que recorro los pasillos desde hace 30 años y por eso me duele no haber podido hacer nada para evitar esto. Y me incluyo, nada más.
    No analicen a partir de una mente sana, hago hincapié en esto porque lamentablemente estamos frente a un enfermo, duele, pero es así. La depresión es terrible, les cuesta entender ese punto. Y reitero que nada justifica salir a robar, yo hablo de que se podía haber evitado.
    No tengo ganas de hacer un hilo, me sale escribir de una, y que llegue el mensaje. Con que una persona tome conciencia de lo que puede generar una depresión es suficiente. Es la primera vez que hago público el tema. Cuento lo que viví.
    Agradezco a todos los que se contactaron para difundir mi mensaje, pero no es mi intención salir a hablar ahora. Lamento no haberlo hecho antes, quizás esto se pudo hacer evitado. Creí que lo mejor era tratar de ayudar en silencio. Espero que me entiendan mis colegas.
    Fue un día difícil, no se trata solo de escribir, también hay que sostener lo que se dice. Estoy tranquila porque conté la verdad, ojalá sirva para tomar conciencia de la importancia de la salud mental en todos los seres humanos, la depresión no es para burlarse.
    Escuché a @HernanSCastillo hablar de Cirigliano y detalles más, detalles menos, también menciona la depresión. Cuenta la historia del papá y solo no coincidimos en algunas fechas. Me gusta que los colegas también aborden el tema con conocimiento. Noté cierta tibieza en la prensa. /TN

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar