Creyeron que era un “padre ejemplar” y estaban por darle en adopción a dos nenas de 11 y 13 años que violaba

Nacional 25 de agosto de 2022
ajuste

En las últimas horas, la Justicia de Caleta Olivia condenó a un hombre a la pena de 30 años de prisión por drogar y abusar sexualmente de manera reiterada a dos nenas de 11 y 13 años. Los magistrados afirman que quedó plenamente probado que se aprovechó de la vulnerabilida de las víctimas.

El detenido fue identificado como Walter Aníbal Varela, de 61 años, fue denunciado por su expareja en 2020 y llegó detenido al juicio acusado de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal y de manera reiterada en perjuicio de dos menores que tenía a su cuidado en su vivienda, la misma en la que vivían sus hijos.

Asimismo se comprobó que Varela hacía uso de una falsa imagen de “padre de familia” y detrás de ello “se escondía una máscara de depredador sexual”. De acuerdo a lo que indicó una fuente cercana al caso, las víctimas eran hermanas y vivían en estado de abandono por parte de la madre y demás familiares. A una de ellas la violó desde los 13 a los 15 años y a otra entre los 11 y los 16.

Tras la detención, se descubrió que el abusador estaba tramitando la tutela de una de las nenas que convivían con él y sus hijos menores de edad en una misma vivienda “familiar”.

En tanto, una hija mayor de él que vive en otra provincia se mostró feliz de su detención, por lo que se sospecha que “también fue abusada, pero nunca lo denunció y se mudó al cumplir la mayoría de edad”, declaró la misma fuente.

Y añadió: “Varela entró en contacto con las nenas porque no tenían la atención de su familia. El tipo aprovechó la situación de vulnerabilidad de las nenas, que son hermanas, pero de distinto apellido, y consiguió una guarda provisoria. Se mostraba interesado en criarlas, pero con otros fines. Y estaba tramitando para obtener la tutela de ambas”. /La 100

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar